Seguí nuestro mapa de viaje:

Follow our trip on this map:

Somos Jor y Gonza, dos personas apasionadas por viajar, fotografiar y vivir la simpleza de lo cotidiano. Nos conocimos en uno de esos paraísos que tiene nuestro mundo y un día decidimos dejar atrás lo cómodo y conocido para subirnos al Fusca, nuestro WV Escarabajo'80 y dejar que el viento nos lleve.

Leer más.

 

We are Jor and Gonza, two young, passionate people, that love travelling, taking pictures and living simply. We met at one of those paradises of our world and one day decided to leave confort and know behind to get on our 1980 VW beetle and let the wind take us. 

Read More

Dónde estamos ahora?
Where are we now?
SOBRE ESTE BLOG/ ABOUT THIS BLOG

Llevados por el Viento es un blog de viajes mediante el cual intentamos compartir nuestras experiencias y aventuras a través de un recorrido por el continente americano.

Leer más.

Guided By the Wind (Llevados por el Viento) is a travel blog through which we wish to share our experiences and adventures across the American Continent.

Read more. 

SOBRE NOSOTROS
ABOUT US
Contáctanos!
Contact us!

September 15, 2018

August 21, 2018

August 15, 2018

July 25, 2018

Please reload

Otras entradas

Venezuela en la mira!

August 15, 2018

Agosto de 2018 será un mes que quedará en nuestra memoria para siempre. Fue el mes en el que frente a los multiples consejos para NO ir a Venezuela y frente a nuestros propios miedos, decidimos entrar en el país más caribeño de sudamérica, Venezuela. Como ya escribimos una entrada detallada sobre los "por que" y "comos" de nuestra visita a este país, vamos a resumir y retomar la hoja de ruta.

 

Llegamos a Manaos. Los días arriba del Barco fueron de mucha lectura, fotos y mate. Además descanso y charlas además de la preparación psicológica para ir a Venezuela. Una mañana clara y calurosa, finalmente llegamos a Manaos, a orillas del Río Negro, el principal afluente del Río Amazonas y uno de los 10 mayores tributarios de toda la cuenca amazónica. 

La embarcación que nos llevaba tuvo que regresar un poco luego de salir del Río Solimoes (como lo llaman los Brasileños) o Amazonas hacia Manaos que quedaba un poco más hacia el Oeste y al Norte. En los mapas brasileños solo se denomina al Río Amazonas al río una vez que el Negro entra en su cauce, ya que ellos dicen que no puede ser Amazonas hasta no recibir el volumen de agua que proporciona el enorme Río negro. 

 

Una vez en ese rumbo descubrimos las aguas negras del río que obviamente son el origen de su nombre y que se explican a partir de una muy lenta degradación de mucha vegetación que cae en el río y además contando que aun con su gran caudal, no es un río que corra con mucho desnivel en su extensión, hace que su velocidad sea muy lenta. No hay mejor explicación que decir que es como un gran té.

Bajamos del barco y partimos rumbo a la casa de Hugo y María, amigos de Gonza que conocía justamente de trabajar a bordo de otro barco en Amazonas. Justo caímos para el cumpleaños de Hugo, lo cual fue una gran alegría para nuestro amigo que cumpliría 60. 

En la casa, además de Hugo y su esposa, vivía su hijo Luis y su nieto, Fernando quien sería el nuevo mejor amigo de Leia. Amante de los perros, "Nandinho" de 11 aprovechaba cualquier excusa para pasear con ella, jugarle y darle de comer, asique Leia luego de la navegación pudo ponerse al día rápido con los ejercicios. Aprovechamos dos días para poner a punto el Fusca, organizar los últimos detalles de nuestro viaje a Venezuela y pasear un poco, aunque dejamos varias cosas para hacer para cuando volviésemos por acá. 

 

Existía la chance, a esta altura minima... de que fuéramos luego de Venezuela a las Guyanas, pero siendo que teníamos que volver para noviembre en Argentina, contábamos con poco tiempo para grandes desvíos. Aún así no lo descartábamos del todo. Sin dudas, visitamos el mercado más grande del amazonas, donde barcos de todas direcciones llegan, algunos luego de navegar horas, otros días y otros semanas. Productos que arriban de cualquier lado con multiples destinos. 

Hay un mercado grande conocido como el Mercado de los Pescados que justo en frente, en el área de desembarco también cuenta con el competidor informal, gente que llega con pescado o producción agrícola hasta cualquier producto para intercambiar fuera del ámbito regulado. También existe una zona conocida como de los mercados portugueses donde pequeños locales a la calle venden mucho por peso o por grandes cantidades, desde nueces de todo tipo, harinas, aceites, galletas y obviamente el origen de todo: las especias. Son un lugar perfecto para acopiarse de frutos secos para el viaje, harinas orgánicas y aceite de coco, cosas esenciales para nuestra subsistencia. 

En la misma zona hay un mercado conocido como el Mercado de Bananas donde además de encontrar literalmente decenas de tipos de bananas y miles de ejemplares, muchas frutas y verduras que vienen de diferentes lugares del Amazonas. Desde el puerto subimos por el centro y descubrimos esta ciudad que en el corazón del Amazonas fue de los lugares más ricos de las Américas, debido a la explotación del caucho. El centro, caracterizado por edificios propios de esa época (principios del siglo XX) y que tiene como ícono al Teatro Amazonas.

Aprovechamos para comer uno de los pescados más ricos de agua fresca, el Pirarucú, también conocido como Paiche. También aprovechamos la tarde para hacer día de playa amazónico. Nos fuimos hasta el Barrio de Ponta Negra, quizás de los barrios más lujosos con grandes edificios y barrios privados que cuenta con una playa de arena que baja hasta el Río Negro. Increíblemente por ser agua a muy poca velocidad (2km/hora contra 6 que tiene el Amazonas) y que durante más de 2000 km desde la frontera entre Colombia y Venezuela tiene una temperatura muy agradable: 28 grados de promedio anual que si bien es más fresco que la temperatura del aire, se siente casi caliente.

Ante el arribo a Manaos y luego de pasar unos días paseando por ahí, descubriendo sus barrios, su vida, decidimos tomar la única carretera que va hacia el norte, la BR174 que a pocos kilómetros (120) comunica con Presidente Figueredo, una localidad famosa por sus cientos de cascadas. 

Llegando a Presidente Figueiredo encontramos muchos carteles en la ruta marcando diferentes lugares para entrar y visitar sus saltos y elegimos uno para entrar y visitar durante un rato. Aprovechamos para tomar unos mates, refrescarnos y llegado el atardecer seguimos ruta al norte hasta una estación de servicio Petrobras a 90km. En el camino, tucanes y guacamayos nos saludaban en bandadas y mientras armábamos la carpa en la estación de servicio, las guacamayas colorados nos sobrevolaban como avisándonos que ellas también se iban a descansar.

La razón por la que habíamos decidido acampar en esa estación de servicio es porque a pocos kilómetros comenzaba una de las Reservas Indígenas más grandes de Brasil, la Reserva Waimiri Atroari, muy importante en la historia del siglo XX y que luego de dos grandes conflictos con el Estado Brasileño, uno fue la misma construcción de esta ruta en 1970 que partió en dos la reserva y cuyo conflicto se cargó con más de la mitad de su población en enfrentamientos con el ejército brasileño. El segundo fue también en los mismos años la construcción de una represa hidroeléctrica en la misma reserva que le quitó un alto porcentaje del sur de la reserva.

 

Es por esta historia que atravesar la reserva tiene sus limitaciones: solo puede transitarse de día (de 6AM a 6PM), no se puede detener durante los 100km de carretera que atraviesan la comunidad y no puede sacarse fotos ni videos de las poblaciones que uno cruza ni de sus casas. A principio nos resultó raro tanta restricción, pero luego entendimos que venía de una historia de conflictos muy seria. Considerando estas limitaciones que nosotros ya sabíamos porque IOverlander nos había informado, decidimos dormir en la estación de servicio Petrobras que se encontraba a pocos kilómetros de entrar a la reserva.

 

La mañana siguiente otra vez se vería caracterizada por las Guacamayas coloradas y Tucanes que despertaron con el sol y que anunciaban el comienzo de la jornada. Tan cerca del Ecuador (que habíamos cruzado el día antes) los días no son tan largos y la sensación es com de un verano no tan intenso todo el día. Nuestro destino era ahora Boa Vista, a 528km por lo cual sería un día largo de una recta con dirección norte hacia lo desconocido.

Pasamos una pequeña ciudad, Rorainópolis y nos dimos cuenta que habíamos cambiado de Estado (Provincia), estábamos en Roraima, famoso por un complejo montañoso más antiguo que los Andes que se llamaba Roraima o Tepuy Roraima y que estaría pronto en nuestro horizonte. Los carteles en la ruta comenzaban a pronosticar nuestro futuro, el camino era bueno y recto asique con la llegada de la tarde ya estábamos entrando a Boa Vista, donde nuestro couch surfer, Deivy nos alojaría en una casita simple, céntrica y con todo lo que necesitábamos.

 

Con Deivy además conversamos mucho sobre la realidad política brasileña, estudiante de postgrado y profesor universitario, amazónico y muy vinculado a algunos movimientos sociales, Deivy nos dio una vision fuerte y compasiva de un Brasil que pocas veces escuchamos. Tambien aprovechamos Boa Vista para encontrarnos con venezolanos exiliados que estaban aquí trabajando y nos ayudaron con mucha info, contactos y nos prestaron chip de teléfono, tarjeta de débito entre otras cosas. También vimos la realidad de los recién llegados, campos donde se alojan, muchos en las mismas calles de la ciudad, los que menos tienen... una realidad triste, impactante, controversial pero más importante, que nos preparaba para lo que se venía. 

 

Dejamos lo más valioso que teníamos en lo de Deivy, computadora, cámara de fotos, drone y otras cosas... nos fuimos con poco y nada hacia Venezuela, con los ojos y sobre todo el corazón abierto, con miedos y hasta con dudas, que en los 230km que nos separaban de Boa Vista conversaríamos arriaba del Fusca.... el rumbo estaba seteado, hacia allá fuimos.

 

 

Please reload

Seguinos:
Please reload

Buscar por Tags
  • Facebook quadrado preto
  • Pinterest preto quadrado
  • Instagram Basic Black
  • YouTube Quadrado Preto