Seguí nuestro mapa de viaje:

Follow our trip on this map:

Somos Jor y Gonza, dos personas apasionadas por viajar, fotografiar y vivir la simpleza de lo cotidiano. Nos conocimos en uno de esos paraísos que tiene nuestro mundo y un día decidimos dejar atrás lo cómodo y conocido para subirnos al Fusca, nuestro WV Escarabajo'80 y dejar que el viento nos lleve.

Leer más.

 

We are Jor and Gonza, two young, passionate people, that love travelling, taking pictures and living simply. We met at one of those paradises of our world and one day decided to leave confort and know behind to get on our 1980 VW beetle and let the wind take us. 

Read More

Dónde estamos ahora?
Where are we now?
SOBRE ESTE BLOG/ ABOUT THIS BLOG

Llevados por el Viento es un blog de viajes mediante el cual intentamos compartir nuestras experiencias y aventuras a través de un recorrido por el continente americano.

Leer más.

Guided By the Wind (Llevados por el Viento) is a travel blog through which we wish to share our experiences and adventures across the American Continent.

Read more. 

SOBRE NOSOTROS
ABOUT US
Contáctanos!
Contact us!

September 28, 2018

Please reload

Otras entradas

Colombia con olor a Café

June 27, 2018

Durante mucho tiempo cuando personas que conocíamos en la ruta nos preguntaban: "Van hasta Alaska?"o "Cual es el objetivo de su viaje?", muchas veces respondimos diciendo que íbamos un paso a la vez, un país a la vez, una ciudad a la vez. Y que había lugares que si o si queríamos conocer. Uno de estos lugares era el Eje Cafetero... por qué? Ni nosotros lo sabíamos bien, pero si sabíamos que queríamos conocer el lugar de donde venía tanta mística, tanto sabor y queríamos descubrir su gente y todo lo referido a este fruto tan particular. Lo más increíble de todo esto es que los dos somos muy materos y a Gonza incluso no le gusta el Café, pero prometió que cuando llegara a Colombia le daría una nueva oportunidad. 

 

Y a pesar de que el arbusto cafeto proviene de África, cuando hablamos de café pensamos automáticamente en Colombia. Si el origen no es el responsable de esta fama, podríamos pensar que la asociación que hace nuestra mente entre café y Colombia se debe a que es el mayor productor mundial pero lo cierto es que ese título lo ostenta Brasil. Entonces, ¿por qué Colombia es el productor de café más famoso del mundo? Eso queríamos saber nosotros y la respuesta se encuentra en las próximas entradas. 

Dicho todo lo anterior, antes de hablar del café, debemos hablar de Medellín, ya que este fue nuestro primer contacto con la cultura conocida como “paisa” y los paisas son quienes habitan el Departamento de Antioquia y los que luego conforman el Eje Cafetero. Que tienen de particular los “paisas”? En primer lugar su forma de hablar, que es bien característico y en segundo su cordialidad y carisma.

 

Medellín fue nuestro objetivo al salir de Cartagena. Si bien no llegamos directamente dado el kilometraje que separaba a una ciudad de otra (600km), fue nuestro objetivo por lo cual salimos tomando la carretera 90 y luego la 25, un camino muy transitado por camiones que van y vienen de los puertos, tanto Cartagena (Atlántico o Caribe) como Buenaventura (Pacífico) hacia lugares de producción agrícola y ganadero. Salir de la Reina del Caribe nos demoró prácticamente dos horas por lo cual el día fue invertido más que nada en salir y empezar la ruta. Llegamos a Sincelejo, pueblo ganadero y encontramos uno de los tantos estacionamientos de camiones donde nos dejaron armar la carpa y dormir, claro. Grandes estacionamientos donde ofrecen lavado de los vehículos, servicios e incluso habitaciones, con seguridad privada y al costado de la ruta son muy prácticos para el viajante que no necesita entrar a los pueblos.

 

De pronto nos encontramos saliendo desde el Caribe y subiendo en un camino de montaña hacia el clima de Páramo, algo que habíamos experimentado en Bogotá pero que no extrañábamos ni un poco. Saliendo de Sincelejo a unos 200km, llegamos a Caucasia donde el paisaje comenzó a elevarse y hacerse bien verde, con ríos que bajan desde los Andes Centrales hacia el Norte. Por su lado, Medellín se encuentra a 1500 metros sobre el nivel del mar pero por suerte se encuentra emplazado en un valle (El Valle de Aburrá) donde no hace tanto frío como el que sentimos en el camino. Finalmente con la llegada de la noche llegamos a la segunda ciudad más poblada de Colombia. Peajes, avenidas y mucha fe nos llevaron hasta el Parque La Floresta, al Nor Oeste del centro de la ciudad, siendo que entramos desde el Norte, no fue tan grave si bien impactante.

 

El Parque La Floresta había sido recomendado por viajeros que habían subido Colombia por este lado. También figuraba en IOverlander por lo cual nos fuimos hasta allá, solo que nos imaginábamos un Gran Parque y nos encontramos con una plaza. Pánico a bordo del Fusca, especialmente por Gonza que fue el primero en perder la fé. Jor, con su fe innata dijo: algo va a salir. De pronto, vemos una Kombi estacionada, siempre una buena señal, pero mejor aun, se acerca una señora y dice: "Yo soy Tita, cuido de los carros acá, estaciónense ahí y cuando haya un espacio los acomodo". Le explicamos que dormíamos en una carpa en el techo y nos dijo que no sabía, que quizás debíamos ir a un estacionamiento. Nos encontrábamos en una de las ciudades del mundo que entre los años 80 y 90 había sido de las más peligrosas y nos estábamos planteando dormir en una plaza en nuestra carpa? El viaje claramente había tenido un muy buen efecto en nuestras vidas, un efecto de dar segundas chances, no caer en el simplismo de la primera impresión y aceptar la ayuda de los extraños. 

De pronto, otro joven vestido como músico de regaetton y con una sonrisa de publicidad de dentífrico se acerca y dice: "Yo soy Lucho, tengo un puesto de Arepas, no te preocupes papá, aquí yo conozco a todo el mundo, podes dormir sin problemas acá. Y así conocimos por primera vez a los Paisa. Algo había en su tono de voz, en su sonrisa o en su energía completa que nos hizo confiar y así acampamos por primera vez en nuestro viaje, en una plaza céntrica de una ciudad de millones de habitantes. Al rato conocimos a una pareja que se convertirían en hermanos de viaje, amigos de la vida, confidentes, socios, compañeros de ruta, conocimos a los Quo Vadis.

En esta placita en el medio de una ciudad enorme, Jor, Gonza, Iván y Eliana compartimos desayunos, almuerzos, meriendas, cenas y mucho mate acompañado de un sinfín de charlas como una familia viajera que se encuentra después de un tiempo, nunca habíamos hablado antes, ni siquiera escuchado unos de otros pero el destino nos puso en esta plaza la misma noche uno estacionado detrás del otro para sellar una amistad paisa, bendecida por "El Parce" (Diminutivo de Parcero), Lucho; que duraría muchos kilómetros y días (hasta el presente).

 

No solo nos hicimos un "equipo" que cocina juntos, se cuida y planifica, pusimos nuestro movimiento en pausa y pasamos tres días sin movernos del lugar. Eli y Jor charlas e intercambio de conocimiento, Ivi y Gonza salían a correr juntos, charlaban y se tomaban un religioso té todas las noches. Hicimos visitas juntos, paseamos por Medellin y descubrimos la simpatía de su gente, su gastronomía e historia.

La segunda ciudad más poblada de Colombia, Medellín es muy famosa por personas que muy poco tienen en común como son Pablo Escobar, Fernando Botero y Maluma. Estas tres personas, que si bien podríamos citar a otras marcan caras muy diferentes de una misma Medellin. Hoy una ciudad pujante, con la economía más fuerte del país, organizada (la única ciudad de Colombia con metro - subterráneo), llena de cosas culturales para descubrir y aprovechar gratis, nos encantó, no solo por los paisa sino además por todo lo que tiene para ver y hacer. 

 

En el centro de la ciudad, en la Plaza Botero pueden observarse obras del arte de uno de los artistas más famosos de América, además de visitar el Museo de Antioquia que tiene otras de sus obras y de más artistas. No muy lejos de ahí, en el Parque Bicentenario está el Museo Casa de la Memoria que trata de exponer la realidad de un Medellín durante las décadas 70, 80 y 90 con el lema de "SobreVivimos". Es de esta época que el primer personaje que mencionamos famoso de la ciudad viene a nota. Todo colombiano trata de sobreponerse sobre las series y películas con temáticas narco que han inundado las pantallas los últimos años y si obviamente hablamos de narcos, hablamos de Pablo (Escobar). Con todos los que hablamos del tema, nos manifestaron la necesidad de desestigamtizarse de esa época que para ellos fue terrible, violenta y con consecuencias severas, sin un lado romántico como muchas de las series a veces muestran.

Uno de los barrios más famosos de la época del Cartel de Medellin es la Comuna 13. Conocida como "la cuna de sicarios", o simplemente "la 13" o su nombre completo "Comuna 13 San Javier" no deja de ser uno de los barrios más pobres de la ciudad de Medellín y por ende un lugar donde el crimen existe, pero también se ha transformado en un barrio donde los habitantes aliados con el gobierno de los últimos años han tratado también de sacarse el velo histórico del ser el barrio más peligroso de la ciudad más peligrosa del mundo. Entre infraestructura entregada por el gobierno y el reconvertir el barrio en un centro urbano de arte callejero, han conseguido crear de la Comuna 13 uno de los lugares más visitados por los turistas.

Abundan los Tours de Graffiti asi como pequeñas y simpáticas tiendas vendiendo souvenirs pero también visitar La Comuna 13 es un viaje al pasado de la época más violenta de la ciudad y del país. Nos sorprendió sí la cantidad de infraestructura nueva como escaleras mecánicas, señalización, iluminación y como siempre, la simpatía de sus habitantes paisas. Quizás los turistas colombianos prefieran no visitar este lugar históricamente trágico para su país, momento del cual quieren sobrepasarse, pero sirve para quienes visitan llenos de curiosidad sobre una época llamativamente muy reproducida en hollywood y por ende tan famosa como en su contemporaneidad.

 

Nos fuimos de Medellín rumbo al Eje Cafetero y no nos fuimos solos, convencimos a los Quo Vadis a que nos acompañen asique nos fuimos aunque primero a solo 60 km nos esperaba un evento al que nos habían invitado de autos antiguos. Fuimos primero a Santa Fe de Antioquia, una linda ciudad colonial que tiene un famoso puente que une el Oriente con el Occidente colombiano.

Además de participar del encuentro donde vendimos postales, imanes y charlamos sobre nuestro proyecto de viaje, también aprovechamos la salida de la ciudad para disfrutar un poco más de las bellezas naturales de Antioquia (uno de los 32 departamentos que tiene Colombia). Increíblemente en algunas guías aún aparece Antioquia (así como muchos de los lugares que habíamos visitado y que iríamos a visitar) como un lugar no recomendado para el turismo.

 

Nosotros nos aprovechamos de sus cascadas rodeadas de altos y verdes Andes, con el marco de estos hermosos pueblos coloniales de calles empedradas, imposible perderse ésta oportunidad.

Plantas de café en las sierras anunciaban el inicio de algo mucho más impresionante. Desde que habíamos entrado al país ya habíamos visto fincas de café pero pronto se vendría el mundialmente famoso Eje Cafetero, la ansiedad y la buena compañía abundaban!

Please reload

Seguinos:
Please reload

Buscar por Tags
  • Facebook quadrado preto
  • Pinterest preto quadrado
  • Instagram Basic Black
  • YouTube Quadrado Preto