Seguí nuestro mapa de viaje:

Follow our trip on this map:

Somos Jor y Gonza, dos personas apasionadas por viajar, fotografiar y vivir la simpleza de lo cotidiano. Nos conocimos en uno de esos paraísos que tiene nuestro mundo y un día decidimos dejar atrás lo cómodo y conocido para subirnos al Fusca, nuestro WV Escarabajo'80 y dejar que el viento nos lleve.

Leer más.

 

We are Jor and Gonza, two young, passionate people, that love travelling, taking pictures and living simply. We met at one of those paradises of our world and one day decided to leave confort and know behind to get on our 1980 VW beetle and let the wind take us. 

Read More

Dónde estamos ahora?
Where are we now?
SOBRE ESTE BLOG/ ABOUT THIS BLOG

Llevados por el Viento es un blog de viajes mediante el cual intentamos compartir nuestras experiencias y aventuras a través de un recorrido por el continente americano.

Leer más.

Guided By the Wind (Llevados por el Viento) is a travel blog through which we wish to share our experiences and adventures across the American Continent.

Read more. 

SOBRE NOSOTROS
ABOUT US
Contáctanos!
Contact us!

September 28, 2018

Please reload

Otras entradas

Nor Yauyos. Joya escondida.

October 4, 2017

Para salir de Huancayo tuvimos que sopreponermos a una huelga docente que inicialmente escapamos por unos caminos aconsejados por taxistas y policías, pero cuando estábamos a punto de tomar la R 24, para realmente dar salida del pueblo, un piquete con decenas de docentes con camisetas y banderas nos esperaban atrincherados.

 

Finalmente a las 2 de la tarde pudimos salir de Huacayo y nos quedaban 137 km para atravesar los Andes e insertarnos en la Reserva Nor Yauyos. 

Subimos hasta los 3200mts a la entrada del Parque e increíbles vistas nos esperaban. Eso si, nos encontrábamos absolutamente solos. En el camino nos cruzamos con unos trabajadores que nos comentaron que estaban trabajando sobre los caminos y que era mejor encontrar un sitio donde dormir antes de las 6 porque luego iba a haber mas cortes. Por esta razón, apenas entramos en el Parque pusimos el ojo en cuanto lugar posible para pernoctar.

Encontramos un lugar donde acampar al lado del camino, con un río que nos orquestaría la noche y con un cañon impresionante. Pasamos la noche en soledad y con bastante frío hasta que el sol consiguió meterse dentro del cañon para calentar el aire, ya pasadas las 8 de la mañana. Cuando Gonza se bajó de la carpa se encontró con que justo a unos 50 metros nuestros había unos hombres trabajando en el camino y uno de ellos se arrimó y nos comentó que en una hora cerrarían el camino para reparar un puente justo adelante nuestro, asique en una hora desayunamos, desmontamos campamento y nos metimos más profundamente en el Parque.

Subimos los ríos hacia los 3500 metros en dirección de Huancaya, una localidad famosa por sus verdes cascadas. En el camino, mucho precipito, muchos recónditas curvas y soledad, soledad andina como nunca habíamos sentido.

Para la hora del almuerzo llegamos a un mirador increíble donde además había un área plana de pasto ideal para acampar. No lo dudamos más de un minuto, debíamos quedarnos acá a pasar el día y la noche. Leia suelta corriendo por doquier y nosotros armando campamento en un lugar que nos sorprendió no solo porque nunca habíamos oído de él, sino principalmente por la inmensidad del paisaje en si mismo, los altos Andes y los increíbles colores.

Pasamos una tarde felices, jugando cartas, tomando mate, descansando y luego haciendo un rico guiso para cena. Nor Yauyos claramente se convertiría en uno de nuestros lugares favoritos de Perú.

 

Al día siguiente aprovecharíamos el río para cargar agua y también para tomar un baño. Luego nos fuimos a visitar las famosas cascadas en Huancaya y caminamos a 4300 metros durante dos horas lo cual nos dejó a los tres (Leia incluida) agotadísimos. Volvimos a nuestro campamento base para descansar antes de partir hacia el Pacífico. 

Las cascadas eran muy bonitas y el paisaje seguía siendo monumental, nada nos decepcionó en Nor Yauyos y al dia siguiente comenzamos a descender en dirección que las aguas bajan, hacia el Pacífico.

A 146 km pero a 3000 metros en descenso nos encontramos con Lunahuaná, uno de los valles más importantes para la producción de Pisco peruano. Así como llegamos nos encontramos con mucho turismo vinícola y nos costó encontrar un buen y tranquilo lugar para descansar. (Claro, viniendo de Nor Yauyos todo era ruidoso!)

 

Al llegar a la costa decidimos subir la Ruta Panamericana y dormir en una estación de servicio, o gasolinera como se dice en estos pagos. Estábamos a 110km de Lima asique nuestra tranquilidad se había terminado, por unos días al menos. Más aventuras nos esperaban, eso seguro.

 

Please reload

Seguinos:
Please reload

Buscar por Tags
  • Facebook quadrado preto
  • Pinterest preto quadrado
  • Instagram Basic Black
  • YouTube Quadrado Preto