Seguí nuestro mapa de viaje:

Follow our trip on this map:

Somos Jor y Gonza, dos personas apasionadas por viajar, fotografiar y vivir la simpleza de lo cotidiano. Nos conocimos en uno de esos paraísos que tiene nuestro mundo y un día decidimos dejar atrás lo cómodo y conocido para subirnos al Fusca, nuestro WV Escarabajo'80 y dejar que el viento nos lleve.

Leer más.

 

We are Jor and Gonza, two young, passionate people, that love travelling, taking pictures and living simply. We met at one of those paradises of our world and one day decided to leave confort and know behind to get on our 1980 VW beetle and let the wind take us. 

Read More

Dónde estamos ahora?
Where are we now?
SOBRE ESTE BLOG/ ABOUT THIS BLOG

Llevados por el Viento es un blog de viajes mediante el cual intentamos compartir nuestras experiencias y aventuras a través de un recorrido por el continente americano.

Leer más.

Guided By the Wind (Llevados por el Viento) is a travel blog through which we wish to share our experiences and adventures across the American Continent.

Read more. 

SOBRE NOSOTROS
ABOUT US
Contáctanos!
Contact us!

September 28, 2018

Please reload

Otras entradas

Viajar a Galápagos, es posible!

November 11, 2017

Desde siempre, desde antes de conocernos, desde que comenzó este viaje, Galápagos era ese destino que queríamos conocer cueste lo que cueste.

 

Teníamos millas en nuestra cuenta de Latam y que mejor inversión que gastarlas en estas famosas islas, que prometían mucho… estando aún en Perú, decidimos hacer canje y la decisión estaba tomada: el 22 de octubre, día del cumple de Gonza, partíamos al paraíso!

Los días previos al viaje, dedicamos varias horas en leer blogs sobre como viajar a Galápagos sin morir en el intento, o mejor dicho, sin perder nuestros ahorros viajeros con el solo hecho de pisar una de las islas… algunos blogs más optimistas, otro más pesimistas, todos dejaban en claro que Galápagos era un destino caro, pero tampoco era imposible… algunos aseguraban un destino increíble y otros se habían desilusionado… mucha información y un poco de confusión, decidimos hacer nuestra propia experiencia.

 

El Archipiélago de Galápagos está ubicado en el océano pacífico a unos 900 km de la costa del Ecuador. Es un conjunto de varias islas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, donde el turismo es su mayor fuente de ingreso (recibe más de 200.000 turistas al año). Conocidas por su biodiversidad, algunas especies de aves endémicas sólo encontradas aquí y por los estudios de Charles Darwin (científico inglés), que lo llevaron a crear la Teoría de la Evolución por Selección Natural.

Estas islas encantadas (así también se las conoce) se formaron a través de movimientos tectónicos y muchas de ellas cuentan con volcanes aún activos. Al visitar las islas, conoces secos paisajes, altos y fríos picos de volcanes, túneles de lava, frondosa vegetación y además mucha fauna que te da la bienvenida y no se molesta con tu presencia. 

Nuestro vuelo salía de Guayaquil, por lo cual tuvimos que buscar donde dejar al Fusquita y a nuestra cachorra, Leia. Por suerte, los amigos del camino se hicieron presentes y ofrecieron ayuda. Todo en su lugar, bolso listo y dos viajeros entusiasmados partieron rumbo al aeropuerto. 

 

Escribir este post contando cronológicamente lo que hicimos cada día, puede resultar un poco largo (y aburrido), ya que estuvimos 10 días en Galápagos, creemos mejor contarles qué hicimos en cada isla, qué se puede hacer gratis y qué se debe pagar.

 

Antes de empezar, les contamos que nosotros solo fuimos con la reserva de las primeras dos noches en San Cristóbal (donde nos dejó el avión), el resto de las noches lo vimos allá, siempre a través de Air B&B porque nos resultó la opción más económica y práctica.

 

Las islas habitadas son: San Cristóbal, Santa Cruz e Isabela, los precios van aumentando de una a la otra (Isabela la mas cara), al mismo tiempo, los servicios van disminuyendo y la comunicación es más escasa. Nosotros nos compramos un chip del teléfono (Tuenti) y utilizamos los datos brindados para realizar algunas reservas de una isla a la otra.

 

Isla San Cristóbal: Capital del archipiélago y la segunda isla mas poblada, tiene su propio aeropuerto y su principal actividad, como en el resto de las islas, es el turismo. Es sin dudas la isla mas simple y económica, no solo en aojamiento (se consigue dormir por U$15 la habitación doble por noche) sino también en comida. Tiene un mercado donde se puede almorzar un plato tradicional (arroz, frijoles y algún tipo de carne) por U$ 3, sino en los restaurantes del centro podes encontrar platos a partir de U$ 5.

Simplemente caminar por San Cristóbal es bellísimo, el malecón (costanera) llena de lobos marinos, fragatas y piqueros te dan el saludo de bienvenida a este paraíso natural.

 

Muy cerca del centro está la Playa Mann, linda, de aguas claras y arena liviana como la harina, con banquitos que si no están ocupados por los lobos marinos podes sentarte a disfrutar. Luego de esta playa, si caminas unas pocas cuadras, se llega al Centro de Interpretación, un lugar muy interesante , auto guiado, que es excelente para la bienvenida a las islas, su historia, los primeros habitantes, el turismo y sus desafíos (problemas con el agua dulce, crecimiento poblacional, producción de alimentos).

Desde el centro de interpretación comienza un sendero hacia el Cerro Tijeretas, donde luego de caminar por un camino muy seco y lleno de piedras volcánicas llegamos a un mirador donde se ven fragatas y Puerto Baquerizo Moreno (el nombre actual del poblamiento de la Isla San Cristóbal). 

 

Continuando el sendero se llega a una estatua de Charles Darwin y a una bahía con su nombre, donde dicen fondeó Fitz Roy y este joven científico desembarcó para realizar observaciones. Bahía de aguas cristalinas con una plataforma que invitan a uno a sumergirse. Aunque el día se había nublado y las aguas del pacífico son frescas, nuestras ganas de entrar y descubrir le ganaron a la fresca tarde… Lobitos marinos, peces de diferentes colores y tamaños; y manta-rayas le dieron la bienvenida a nuestro primer chapuzón. 

Luego de un rato en el agua, decidimos seguir con el recorrido del sendero que terminaba en Punta Carola, otra playa llena de lobos marinos, muchos con sus crías, juveniles jugando y un lugar perfecto donde tomamos unos mates y contemplamos un bellísimo atardecer…

Todo este recorrido fue gratis y valió mucho la pena, ya estábamos felices y si al día siguiente teníamos que dejar la isla, ya con lo vivido en las primeras horas, podíamos confirmar que valió la pena!

En esta Isla decidimos hacer una excursión, tal vez la más popular, pero no por eso menos increíble: León Dormido (conocida en inglés como el Islote Kickers Rock). Es una formación rocosa con un canal en el medio  donde se puede bucear o hacer Snorkel. Nosotros optamos por la opción 2, era la primera excursión y a mi (Jor) me dio miedo volver a bucear, pero no tardé mucho en arrepentirme… si bien el snorkel está bueno, quién se anime al buceo, creemos que lo vale mucho más… 

A las 7 am arranca la travesía, una lancha que sale del centro de la Isla con un guía que te acompaña en todo momento… Estuvimos más de una hora en el agua y pudimos ver mucha fauna: tortugas, lobos marinos, erizos, estrellas de mar, tiburones de galápagos (muchos) y Gonza tuvo la suerte de ver un tiburón martillo. Increíble experiencia! La excursión salió unos U$140 por persona, incluye snack a media mañana, almuerzo y traje de neoprene con aletas y máscara, guía y los traslados. 

Luego del Snorkel visitamos la playa Puerto Grande, que solo se llega en barco. Increíble playa de color turquesa y arenas claras… 

Isla Santa Cruz. A esta isla se llega por agua desde otras islas hasta Puerto Ayora (donde está el poblado)  las lanchas que llegan no te dejan en el muelle principal sino que te dejan a unos pocos metros, pero no esta permitido llegar nadando sino que debes tomarte una lancha mas pequeña que te cobra U$0,50 (la mafia del taxi-lancha); o por aire hasta Baltra, es un islote cercano, donde está el aeropuerto, desde ahi  hay taxis y colectivos para llegar a Puerto Ayora.

 

Esta isla es la más habitada y donde se puede realizar muchísimas actividades, sirve de base para visitar gran parte del archipiélago. Esta isla es un poco más pintoresca, con más infraestructura de hoteles y restaurantes, donde se encuentran menús para almorzar desde los U$5 y alojamiento a partir de U$ 20 la habitación doble con acceso a cocina. Si bien los precios en el supermercado son un poco más caros que en el continente, ayuda mucho tener cocina a la economía viajera. 

Santa Cruz también tiene un Centro de Interpretación interesante, llamado "Charles Darwin", donde además crían tortugas terrestres de esas gigantes que se te vienen a la mente cuando te dicen: Galápagos. El criadero ayuda a repoblar muchos lugares del archipiélago donde durante decenas de años se cazaron a estos simpáticos bichitos.

En este Centro, además se encuentra el famoso Solitario George, una tortuga gigante embalsamada, la última de su especie que fue encontrada en una de las islas del archipiélago (Isla Pinta) y que murió en el ano 2012 con una edad de entre 120 - 130 años.

En las Islas Galápagos, vivieron más de 200.000 tortugas gigantes, las cuales fueron explotadas por su carne y aceite, sumado a la introducción de animales exóticos que destruyeron su hábitat y comieron sus huevos. El solitario George trata de inspirar a la gente para proteger estas y otras especies. 

Otra “excursión" gratuita es la caminata a Tortuga Bay, un sendero por un bosque seco, en subida, por 2.5 km. Primero se llega a la Playa Brava, hermosa. Arena blanca, aguas claras e iguanas marinas. Esta especie endémica, de no creer, a montones para ser observadas y fotografiadas. 

Se sigue caminando por la playa unos 15 minutos más y se llega a la playa Mansa, una gran piscina con manglar a sus costados, algunos lobos marinos y vimos una manta raya. Toda esta caminata vale mucho la pena, y es gratis!

Otra de las actividades económicas en Santa Cruz es ir a visitar las fincas, donde hay más tortugas gigantes, pero libres. La más conocida es la Finca El Chato, donde además de las tortugas se ven los túneles de lava.

Las fincas quedan en la parte alta de la isla, donde el paisaje cambia drásticamente, empieza a ser más húmedo y verde. 

El valor de entrada es de U$5 y para llegar se puede ir en bicicleta (son como unos 10km), en bus (U$5) o en taxi (U$ 35 ida y vuelta y lleva a 4 personas).

 

Además de estas excursiones en Santa Cruz nosotros nos animamos al buceo (U$150), fuimos a dos islas cercanas: Daphne Mayor y Seymour, en un gran velero donde ademas de facilitarnos todo el equipo, darnos una charla, guía y almuerzo, hicimos dos inmersiones en las profundas aguas del pacífico. Una experiencia increíble que valió mucho la pena. Pudimos ver tiburones punta blanca, tortugas, un tiburón martillo, pez globo, estrellas de mar, lobos marinos y muchos peces. 

Para los fanáticos de los lobos marinos (como Jor), una excursión muy recomendada es la visita a la Isla Santa Fe; excursión que cuesta unos U$110 (guía, traje de neoprene, equipo de snorkel y almuerzo), se hacen dos inmersiones, el segundo en una lobería, se visita una parte de la isla donde se avistan aves, entre ellas el piquero de patas azules y el enmascarado, y se visita una playa llena de iguanas. 

Isla Isabela: es la isla más grande del archipiélago en cuanto a superficie, pero la menos poblada de las tres que hemos visitado. Es una isla más rústica, de calles de arena, en un entorno más natural. Si bien tiene un aeropuerto, el mismo es utilizado para vuelos entre las islas únicamente. Por las dudas averiguamos por los vuelos que están aproximadamente U$100 el tramo. 

 

Si vas en lancha, a esta isla también te dejan a unos metros del muelle (Puerto Villamil) y se accede a la misma pagando una lancha taxi que vale U$ 1, además hay que pagar una tasa de U$ 15 por persona por  "ocupación del muelle”. Es una tasa específica de esta isla, que se paga una única vez al llegar a la misma. 

En Isabela se puede hacer por cuenta propia una linda y diferente actividad a las otras islas, llegar hasta el Muro de las Lágrimas. Es un recorrido de 6km, que se puede hacer a pie o en bicicleta, nosotros optamos por esta segunda opción. El valor del alquiler lo conseguimos por U$10 cada una. El circuito es saliendo del “centro" de la isla, por calles de arena costeando una gran playa céntrica hasta la entrada al Parque Nacional Galápagos donde debes registrarte y seguir por un camino de asfalto, donde no circulan autos, todo de subidas y bajadas. En el camino se ven iguanas y tortugas gigantes.

Pasamos por pozos de agua dulce (esteros), paramos en la Playa del Amor. una playa orgánica formada por conchas y una gran piscina natural donde vimos aves, peces y una iguana marina. Al final del recorrido se encuentra el Muro de las Lágrimas, una gran pared de piedra que le hicieron levantar a los presos (hace muchos anos atrás en esta isla hubo un presidio) como castigo. 

Al lado se encuentran dos miradores, donde luego de subir varios escalones, se puede apreciar los volcares Sierra Negra y Sierra Azul y para el otro lado la población de la isla junto al mar. La última parte de la ida por este camino es un poco dura, pero la vuelta muy fácil ya que la mayoría es en bajada. 

Otra típica excursión en Isabela, es el paseo a los Túneles (U$115). La verdad es que habíamos leído que es un imperdidble, no creemos que es tan así, pero es lindo.

 

En esta excursión se navega durante 1 hora y se llegan a unos islotes donde se ven aves y luego se hace snorkel en túneles de lava, en aguas de poca profundidad, calmas y más o menos claras. Vimos bastante fauna, tiburones, manta-rayas y tortugas en cantidad y un caballito de mar bien cerquita del manguezal. Linda experiencia, aunque para nosotros lo más lindo fueron los túneles en sí. Son túneles formados por la erupción del volcán Sierra Negra, y se puede caminar entre ellos, observando aves y las piscinas naturales de agua turquesa, donde desde arriba se ven tiburones, tortugas y rayas. 

Cerca del puerto de Isabela, caminando por un simple sendero, se llega a la Playa Concha Perla, una gran piscina natural llena de vida bloqueada por un coral que con la marea baja queda casi encerrada. Increíble lugar, de acceso libre y gratuito, que vale la pena visitar. nosotros fuimos más de una vez… nadamos con tortugas, lobos y muchísimas otras especies.

Esto es lo que nosotros hicimos, claro que en cada isla hay muchísimas más actividades pero nuestro tiempo (y bolsillo) nos dio para esto y la verdad es que estamos más que satisfechos. 

Más Info útil:

 

- Vuelos: salen desde Quito o Guayaquil y llegan a San Cristóbal o Santa Cruz. La duración es de 1 hora y media aproximadamente. 

 

La primera tiene el aeropuerto a unos 10 minutos del centro, en taxi son U$ 2. La segunda, tiene el aeropuerto en Baltra (una pequeña isla al lado de Santa Cruz) por lo cual, hay que tomarse una barcaza que te cruza, por el canal de Itabaca, hasta la isla principal, con un costo de U$ 1. Luego desde aquí al centro de la isla, se puede ir en bus (U$ 5) o en taxi (U$ 40), todo este recorrido tiene una demora de unos 45 minutos. 

 

Las aerolíneas que van a Galápagos son: LAN, Avianca o Tame. 

- Alojamiento: 

 

Empezamos mandando pedidos de Couchsurfing, mandamos mas de 20 solicitudes, y saben qué? Ninguna respuesta. Como puede ser?? Siempre usamos la aplicación y nunca tuvimos tanta mala suerte… pero siempre hay una primera vez y parece que sería esta. Luego buscamos hoteles y mandamos mails solicitando canje, como hemos hecho en otras oportunidades… aquí tuvimos un poco de suerte, un crucero que navegaba el Archipiélago una semana y un hotel en una de las islas, nos ofrecían un precio “amigable”… Gracias pero no! todo fuera de nuestro presupuesto viajero…

 

Hay hoteles, hostales, cuartos, casas de familia, para todo tipo de bolsillos (o casi). Para nosotros la opción más aceptable fue buscar alojamiento por AirB&B, encontramos habitaciones a un precio razonable (un promedio de U$ 20 la habitación doble por noche) y que encima tenían cocina

 

- Alimentación: 

 

En todas las islas se encuentran menúes simples que rondan entre los U$ 5/7. Sopa, plato principal y una bebida. San Cristóbal es la isla más barata y los precios van en aumento hacia Santa Cruz e Isabela. 

 

Hay supermercados y mercados donde hacer compras en caso de tener una cocina disponible. Los precios son un poco más elevados que en el continente. 

- Tasas a pagar y controles: 

 

Ni bien llegamos al aeropuerto de Guayaquil tuvimos que pasar por la Agencia de Regulación y Control de la Bioseguridad y Cuarentena para Galápagos. Es un control que evita la introducción de especies animales o vegetales que podrían poner en riesgo la biodiversidad de las islas. 

 

Luego se debe adquirir la Tarjeta de Control de Tránsito de U$20, es un documento de control migratorio de ingreso y permanencia de visitantes que puede ser de hasta 90 días. 

 

En el avión te entregan una declaración jurada de que no llevamos artesanías, alimentos de origen animal, entre otras cosas. La misma la completamos, firmamos y entregamos al bajar del avión. 

 

Una vez en el aeropuerto de Galápagos tuvimos que pagar la entrada al Parque Nacional. Los valores son U$ 100 para turistas extranjeros, U$ 50 para turistas pertenecientes al Mercosur, nacionales U$ 6 y menores de 12 años tienen un 50% de descuento sobre las tarifas mencionadas. 

 

Todo esto que parece mucho, está bien organizado y no demora mucho tiempo, solo algunos minutos. 

 - Movilidad 

 

Para conocer el archipiélago hay diferentes opciones, podes embarcarte en una gran crucero, hay varios y todos ofrecen distintos recorridos (arriba de U$ 1500 por persona, dependiendo el recorrido y la cantidad de días) o hacer island hopping, ir moviéndote de isla en isla, que fue por lo que optamos nosotros. El archipiélago está conformado por varias islas, de las cuales 3 de ellas son habitadas (y una 4ta comenzando). Nosotros decidimos ir a estas tres, hacer noche en cada una y de ahí movernos a otras cercanas.

 

Lo positivo de los cruceros, es que pueden llegar a islas mas alejadas, o llegar a islas para las cuales tienen un permiso especial y que no se puede llegar de otra manera, es parte de la exclusividad que brindan estos cruceros. 

 

Moverte de una isla a la otra (San Cristobal - Santa Cruz - Isabela) tiene un costo de U$ 30 por tramo. Nosotros sacamos en una agencia todos los tramos juntos y con fecha abierta (un día antes le mandábamos un mensaje de texto al señor avisando que íbamos a usar el tramo y él se encargaba de reservarlo, nosotros simplemente nos presentábamos en el puerto el día y horario acordado) de esa manera obtuvimos un descuento (27 U$ el tramo, pero hasta 25 se consigue). 

 

Estas lanchas salen todos los días y suelen tener dos horarios. Son lanchas rápidas, por mar abierto, por lo tanto se mueven bastante y la duración es de unas 3 horas aproximadamente, cada tramo. 

 

Hay que ir unos minutos antes a tomarlas, ya que antes de subir a la lancha, se revisa el equipaje para que no pasemos comida, vegetales, semillas, etc que puedan ocasionar algún daño en la siguiente isla. 

 

Otra manera de moverse entre estas 3 islas habitadas, es en avionetas, donde el tiempo es mucho menor (una hora aproximadamente) y el precio anda por los U$ 100 cada tramo.

 

Para visitar las islas deshabitadas siempre hay que ir con alguna excursión contratada y con guía. 

 

Entre las islas habitadas te podes mover caminando muchas veces, taxi (acordando el precio previamente ya que no tienen taxímetro) o alquilar una bicicleta. 

 

- Mejor época para visitar Galápagos

 

Claro que al momento de decidir ir a Galápagos y pensar cada dólar que vamos a gastar, queremos por lo menos ir en la mejor época!!!! esa época en que el clima es ideal, nada de frío pero tampoco un calor sofocante, que no llueva, que la temperatura del mar esté óptima para nadar y que encima llegue a ver todos los animalitos que promete este paraíso ok?

 

Algo más? Bueno… la verdad es que no estamos yendo ni a un parque de diversiones ni a un zoológico, Galápagos es un paraíso natural y los bellos animalitos están en libertad. Aunque podemos prever algunas cositas como por ejemplo: 

 

- El clima, el mismo se divide en dos épocas: la temporada caliente y húmeda , con temperaturas alrededor de los 30 grados C de enero a mayo / junio, y la temporada fresca y seca con temperaturas alrededor de los 22 grados C de junio / julio a diciembre.  

 

- Temporada alta Vs Temporada Baja. Diciembre y Enero junto con Julio y Agosto, forman parte de la temporada alta y como en cualquier lugar los precios suben, hay menos disponibilidad, los paseos están mas concurridos, las playas con más gente. Seguramente en esos mese hay que organizar más el viaje, mientras que en la baja temporada, como fuimos nosotros, no fue necesario hacer reservas previas, estuvimos bastante tranquilos y los precios fueron más amigables. 

 

- Fauna. En la temporada caliente el agua del pacífico es más cálida y tranquila, ideal para las actividades acuáticas. Pero no hay tantos peces y aves como en la temporada fresca.

 

La principal atracción son los animales y su observación está garantizada, ya que la mayoría de ellos están todo el año en Galápagos, tortugas gigantes, las iguanas marinas, lobos marinos, cormoranes, piqueros, etc. Lo que puede cambiar es su comportamiento según su apareamiento, alimentación, etc. Se puede googlear el Calendario de Actividades de la Vida Silvestre de Galápagos, ahí se encuentra mes a mes las distintas actividades de los animalitos. 

 

Nosotros en Octubre, encontramos una buena época, clima agradable, el agua un poco fría, por lo cual casi siempre usamos traje de neoprene (se alquilan por U$ 15), no mucha gente y sí mucha fauna.

Recordá que si vas a Galápagos, los animalitos no se tocan! Aunque mueras de ganas, como nosotros, no lo hagas ya que podes afectar su naturaleza...

 Este fue nuestro paso por las Islas Encantadas...

 

Please reload

Seguinos:
Please reload

Buscar por Tags
  • Facebook quadrado preto
  • Pinterest preto quadrado
  • Instagram Basic Black
  • YouTube Quadrado Preto