Seguí nuestro mapa de viaje:

Follow our trip on this map:

Somos Jor y Gonza, dos personas apasionadas por viajar, fotografiar y vivir la simpleza de lo cotidiano. Nos conocimos en uno de esos paraísos que tiene nuestro mundo y un día decidimos dejar atrás lo cómodo y conocido para subirnos al Fusca, nuestro WV Escarabajo'80 y dejar que el viento nos lleve.

Leer más.

 

We are Jor and Gonza, two young, passionate people, that love travelling, taking pictures and living simply. We met at one of those paradises of our world and one day decided to leave confort and know behind to get on our 1980 VW beetle and let the wind take us. 

Read More

Dónde estamos ahora?
Where are we now?
SOBRE ESTE BLOG/ ABOUT THIS BLOG

Llevados por el Viento es un blog de viajes mediante el cual intentamos compartir nuestras experiencias y aventuras a través de un recorrido por el continente americano.

Leer más.

Guided By the Wind (Llevados por el Viento) is a travel blog through which we wish to share our experiences and adventures across the American Continent.

Read more. 

SOBRE NOSOTROS
ABOUT US
Contáctanos!
Contact us!

September 15, 2018

August 1, 2018

July 25, 2018

Please reload

Otras entradas

Ayacucho, que lindo es volver a los Andes!

September 30, 2017

La ruta a Ayacucho prometía mucho aunque sabíamos bastante poco sobre el destino. La Ruta 28A nos llevaría los más de 300km hacia el Este subiendo los Andes que separaban Pisco de Ayacucho. Subiríamos desde el nivel del mar (o sea 0mts) hasta pasados los 2700 mts. Como nunca había estado en nuestros planes ir, no sabíamos mucho, solo sabíamos que 1) le decían la "Ciudad de las Iglesias" y 2) Hay artesanías de barro en particular Toros muy famosos de este lugar. 

También sabíamos que apuntar a realizar semejante travesía después del almuerzo, era una utopía pero para cambiar de aire, decidimos hacer aunque sea 50km hasta encontrar algún lugar propicio para acampar. A 70 km de la Ruta Panamericana encontramos el lugar ideal, un pueblito llamado Huáncano donde se auspiciaban varios locales que vendían alfajores. Mientras degustábamos (y nos decepcionábamos) estas dulzuras junto a unos mates, recorrimos el pueblo bien pequeño y decidimos buscar un lugar para acampar en las cercanías. Seguimos camino hasta el fondo del pueblo desde donde vimos una cancha de futbol, y la bordeamos bajando un camino hasta las cercanías al Río Pisco que bajaba desde los Andes.

Excelente camping salvaje, auspiciado por IOverlander (aplicativo donde habíamos leído sobre este lugar). Pasamos el fin de la tarde, la noche y la siguiente mañana disfrutando de este maravilloso y tranquilo sitio. Ya estábamos felices de haber dejado la costa y haber vuelto a los Andes.

 

Al mediodía siguiente partimos con rumbo hacia Ayacucho y en cuanto conseguimos señal de celular conseguimos un lugar donde dormir, a través de Couch Surfing, en las afueras de Ayacucho, en la casita de una familia artesana.

EL camino hacia Ayacucho fue extremadamente bonito y tranquilo, con muy poco tránsito. En un punto se dividió y la 28A se convirtió en 24 y llamada también Los Libertadores. Poco a poco con el caer de la tarde llegamos al monstruo de Ayacucho y en las cercanías el tránsito cambió completamente y nuevamente las moto-taxis además de otros vehículos, se hicieron presentes en el caos.

También conocida como Huamanga, a una altitud de 2800 mts. sobre el nivel del mar, se encuentra Ayacucho, famosa como "La ciudad de las Iglesias" por la cantidad de estos edificios religiosos que se encuentran aquí. La ciudad también tiene fama por sus artículos artesanales por lo cual se la ha denominada la Capital del Arte Popular y de la Artesanía del Perú. Con 200.000 habitantes esta ciudad emplazada en los Andes Centrales nos sorprendió con su centro agitado y también con la amabilidad de su gente.

En lo referente a la artesanía, Ayacucho es famoso por tres objetos principales: los retablos y las iglesias como así toritos hechos en cerámica. También son conocidos los productos hechos con piedra de Huamanga (un sedimento volcánico) pero no tanto fuera de Perú como los otros tres. Obvio que como en todo el transcurrir de los Andes, no dejan de faltar cosas hechas en telares y en plata, pero no es particularmente de este lugar.

Los Retablos Ayacuchanos son descendientes directos de los españoles "Cajones de San Marcos o de San Antonio", y representan en su interior escenas de profundo contenido andino que pueden ser referentes a la via cotidiana como a ceremonias religiosas (Semana Santa, Corpus Cristi, Navidad) o hasta incluso políticas y contemporáneas.

Son cajas rectangulares, normalmente hechas de cedro y pueden tener dentro diferentes niveles o escenas con multiples protagonistas o uno solo... o sea hoy en día no hay muchas reglas. Suelen ser pequeños y utilizados para decorar diferentes lugares de las casas.

El toro de la región de Ayacucho, más particularmente de del poblado de Quinua se conoce como al Toro Amaru, conocido en Puno como Toro de Pucará o de Santiago Pupuja y es resultado de la transculturización, la representación andina de un animal traído por los españoles y usado en ceremonias en honor a la Pachamama para asegurar abundancia y prosperidad. Aun en nuestros días se colocan en pares en los techos de las casas de los andes peruanos como símbolo de protección y prosperidad. Es uno de los objetos típicos de Ayacucho y se pueden encontrar de diferentes colores y tamaños.

 

No solo visitamos el mercado artesanal de Ayacucho, sino decidimos ir a Quinua, lugar de donde provienen estos toros y además unas iglesias y otras figuras también hechas de cerámica. A 35km de un camino de muchas curvas (por la ruta 28B) y subiendo más arriba en los Andes, a los 3300 msnm llegamos a Quinua.

En Quinua recorrimos sus calles y hasta compramos algo de artesanía. También buscamos algún lugar para comer, y que mejor que el mercado local?

Caminamos las calles de este bonito pueblo lleno de adornos en los tejados de las casas. Adornos típicos de la zona que también habíamos visto en Ayacucho y en otros pueblos de los Andes Centrales. La misma Iglesia cuenta con adornos de otras iglesias pequeñas en su techo.

Llegamos al mercado de Quinua y tras dar varias vueltas nos sorprendimos con que el único plato que había era cui. Había llegado la hora. Después de varios meses en Perú nos tocaba finalmente tener que probar el roedor que aparentemente es domesticado en los Andes desde hace 2500 años.

Sin pensar demasiado ni observar la contextura de su cuerpo, adentramos en su carne como si fuera un ave u otro animal menos simpático. Sobrevivimos el momento pero también nos prometimos sería la ultima vez que comeríamos Cui. Nunca digas nunca dice el dicho.

 

Desde Quinua nos fuimos caminando hasta la Pampa de Ayacucho, lugar histórico relacionado a las guerras de la independencia sudamericana. Fue aquí que en diciembre de 1824 se libró la batalla de Ayacucho, la última gran batalla donde los españoles fueron derrotados por los independentistas y con ello comenzó la retirada de las fuerzas realistas de América. Es por esta razón que se erigió un obelisco en reconocimiento a los combatientes.

Desde este vistoso y alto monumento bajamos nuevamente a Ayacucho a nuestro hogar temporario, un Couch Surfing simpático en el centro de la ciudad. Aprovechamos la tarde para visitar el Museo de la Memoria "Para que no se repita" uno de los lugares más importantes para la historia contemporánea de Ayacucho.

Fue desde la Universidad de Huamanga, en Ayacucho, al mando de Abismael Guzmán, que surgió el Sendero Luminoso, un grupo terrorista con ideales comunistas que intentó por la fuerza derrocar al gobierno democrático de Perú desde 1980. Casi 40.000 civiles murieron en atentados terroristas como en enfrentamientos al igual que por la irracional respuesta de las fuerzas armadas, especialmente en Ayacucho. Las estadísticas asustadoras de por ejemplo 1 de cada 4 personas de Ayacucho murió o fue secuestrada en esta etapa oscura. Ataques del Sendero Luminoso a pueblos de campesinos que se rehusaban a ayudarles y además también la cruel búsqueda del ejército que no se detuvo por nada con tal de dar con sus objetivos. Una etapa muy triste y sobre la cual conversamos con varios locales. 

 

Salimos de Ayacucho siguiendo por  los Andes Centrales con objetivo Huancayo. Eran 260km todos por la Ruta Nacional 3S, un camino que principalmente era de asfalto si bien había tramos de ripio y se caracterizaba por lo angosto de la pista y por lo sinuoso del camino. 

Hicimos los primeros 50km y llegamos a Huanta, un pueblito pequeño con un mercado grande pero sin mucho para hacer, asique decidimos seguir viaje, solo que en una de esas curvas de ripio escuchamos un ruido muy fuerte y nuestra dirección se trabó junto con la bocina. De todo lo que nos había sucedido en 1000 días de viaje, esto nunca había pasado. La barra de torsión lleva 4 tornillos que van a un rombo conectado a la dirección. Esos 4 tornillos se habían partido! Decidimos buscar ayuda, sábado a la tarde, en un pueblito en el medio de los Andes...

Despacio y con mucha cautela llegamos hasta un taller donde el mecánico nos demoró hasta que llegó la noche y con la noche nos dijo que el dia siguiente no trabajaría. No teníamos como salir de Huanta sin reparar esto por lo cual nos quedamos hasta el lunes en un hotel en frente al taller mecánico donde por muy poco dinero (5 dólares) dormimos con ducha de agua caliente y wifi.

 

El domingo lo aprovechamos para ir al mercado y dormir y el lunes nos pusimos en campaña para reparar nuestra rotura. Encontramos un chico muy joven de unos 17/19 años que se comprometió con la causa y luego de 4 horas de trabajo nos dejó listos para volver a la ruta. Los Andes centrales son el pasado de Perú, muchos campesinos, comida tradicional, tradiciones muy vivas y sobre todo mucha ingenuidad y bondad de su gente. 

 

Los siguientes kilómetros hasta Huancayo anduvimos precavidos y atentos. Cualquier ruido nos hacía preocupar, pero con el llegar de las horas ganamos confianza en el trabajo de aquel joven y tambien en la fortaleza de nuestra Fusca. Llegamos a Huancayo simplemente para hacer compras y dormir. Fuimos a un mercado grande y nos aprovisionamos para nuestro siguiente objetivo: El Parque Nacional Nor Yauyos.

 

Please reload

Seguinos:
Please reload

Buscar por Tags
  • Facebook quadrado preto
  • Pinterest preto quadrado
  • Instagram Basic Black
  • YouTube Quadrado Preto