Seguí nuestro mapa de viaje:

Follow our trip on this map:

Somos Jor y Gonza, dos personas apasionadas por viajar, fotografiar y vivir la simpleza de lo cotidiano. Nos conocimos en uno de esos paraísos que tiene nuestro mundo y un día decidimos dejar atrás lo cómodo y conocido para subirnos al Fusca, nuestro WV Escarabajo'80 y dejar que el viento nos lleve.

Leer más.

 

We are Jor and Gonza, two young, passionate people, that love travelling, taking pictures and living simply. We met at one of those paradises of our world and one day decided to leave confort and know behind to get on our 1980 VW beetle and let the wind take us. 

Read More

Dónde estamos ahora?
Where are we now?
SOBRE ESTE BLOG/ ABOUT THIS BLOG

Llevados por el Viento es un blog de viajes mediante el cual intentamos compartir nuestras experiencias y aventuras a través de un recorrido por el continente americano.

Leer más.

Guided By the Wind (Llevados por el Viento) is a travel blog through which we wish to share our experiences and adventures across the American Continent.

Read more. 

SOBRE NOSOTROS
ABOUT US
Contáctanos!
Contact us!

September 28, 2018

Please reload

Otras entradas

Norte y Costa... Chau Peru

October 23, 2017

Desde nuestro campamento a pocos km de Leimebamba, seguiríamos la ruta 8B hacia Cajamarca, por los Andes Centrales, descendiendo primero para cruzar el tremendo Río Marañon y luego volveríamos a subir nuevamente para llegar a Celendín, a 150km de distancia, un camino que nos llevaría todo un día de viaje. 

En Celendín empezamos a descubrir algunos rasgos culturales propios del Departamento de Cajamarca, como por ejemplo lo son los sombreros de paja toquilla, los zapatos que usan los hombres y mujeres y también sus particulares y largas pipas.

Descansamos en Celendin y al dia siguiente, previa visita al mercado, seguimos viaje hasta la capital del departamento, homónimo, Cajamarca, situada a 2750m de altura. Siendo una de las ciudades formales más antiguas de América, en este lugar, ya vivían los Caxamarcas cuando en 1400 las tropas incas de Pachacutec llegaron hasta acá. El nombre Cajamarca fue bautizado por los incas y en quechua hace referencia a lugar de cactus, o tierra de cactus.

Ante la llegada de los Incas, Cajamarca se convirtió en una de las ciudades más importantes para el Imperio y el Inca acostumbraba pasar bastante por este lugar, a 6km de la ciudad se encuentran unas aguas termales conocidas como Baños del Inca, donde éste pasaba bastante tiempo descansando de las batallas.  

Cuentan algunos cronistas que justamente fue acá que se encontraba Atahualpa en tiempos que Francisco Pizarro planeaba la conquista del Tahuantinsuyo, sin encontrarse demasiado lejos, envió a algunos de sus representantes para invitar al inca a una cena el 16 de noviembre, a pocos días. El Inca aceptó. Era 1532 y cuando Atahualpa se encontró con las tropas españolas en la plaza de Cajamarca, fue traicioneramente capturado.

 

Este episodio es conocido casualmente como la Captura de Atahualpa, o la Batalla de Cajamarca, aunque no fue una verdadera batalla. Eran 168 hombres y 62 caballos, la misma que había partido de Panamá en diciembre de 1531 liberados por Francisco Pizarro y sus hermanos. Mientras tanto, Atahualpa acababa de resultar victorioso en una larga guerra civil por la sucesión al trono contra su medio hermano Huáscar y acampaba con 30.000 tropas fuera de Cajamarca.

 

La historia de traición empeora con cada párrafo que leemos en esta hermosa ciudad con páginas tan oscuras. Ante la captura del Inca, éste le promete a Pizarro que le llenaría una habitación de oro y plata (hasta donde alcanzara su mano) a cambio de su libertad, en un plazo de un año.

Este lugar es conocido como el Cuarto del Rescate y aun existe y es posible ser visitado. Pizarro acepta y los Incas juntan oro y plata y se lo traen al conquistador español, que un año más tarde ejecuta a Atahualpa y se lleva a su mujer con la que tiene dos hijos mestizos. Así fue el fin de una cultura imponente de la cual aprendimos en todos los rincones de Perú.

 

Si bien Cajamarca nos entristeció un poco por estas historias, nos encantó por su belleza como ciudad. Sin dudas, una de las más bonitas de los Andes.

Una de nuestras seguidoras en Instagram, en este momento nos escribe y nos dice que si estamos en Cajamarca no podemos perdernos la oportunidad de visitar a su Padre quien estaba construyendo un hotel en un valle impresionante en San Bernardino, a pocos 80km de Cajamarca. Sin dudarlos demasiado partimos a conocer este hermoso proyecto y divertido hombre con quien pasamos dos días a pura charla y risa.

Luego de este descanso en las montañas partimos rumbo al Pacífico y nos despediríamos de estos altos Andes por unos cuantos días. 

Continuando la ruta 8, a 115km de distancia nos reencontramos con el Pacífico y su niebla... pero decidimos conocer algunos puntos que habíamos dejado de conocer antes. Fuimos hasta Trujillo, ciudad famosa por sus gastronomía y también por ser la cuna de la Marinera (baile popular peruano), pero más impresionante para nosotros, por albergar una cultura antigua de la que nunca habíamos oído antes, los Chimu.

Nos encontramos con Chan Chan, la ciudad de adobe más grande de América y una de las ciudades precolombinas más importantes del continente. Declarada como patrimonio de la Humanidad por la UNESCO está compuesta por 9 ciudadelas que formaban la capital del Reino Chimor, perteneciente a la cultura Chimu. Se estima que esta capital data del año 600 aproximadamente y que llegó a albergar casi 100.000 personas al momento que fue sitiada por los Incas en 1470.

El muro que rodea la capital es bien alto y hecho de piedras, pajas y luego adobe recubriendo. Cuanto más adentro vas en las ciudadelas, caes en una especie de laberinto bien didicil de penetrar sin el conocimiento de a donde vas. Tambien a medida que entras en los lugares más sagrados, el detalle en las paredes, columnas, etc... es impresionante.

El detalle es increíble y te quedas horas simplemente admirando el trabajo que no solo tiene formas geométricas sino tambien naturales.

La ciudadela fue sitiada por los Incas en 1470 y luego saqueada por los españoles en 1531, pero aun asi se han podido conservar innumerables objetos como los que pudimos ver en el museo de Lambayeque donde se muestran objetos de oro, diamantes, plata y otros metales semipreciosos.

Nos quedamos un buen tiempo contemplando este lugar y luego tambien fuimos a conocer lo que sería una de las zonas periféricas de Chan Chan, el actual poblado de Huanchaco, a 8km de distancia. En esta playa era donde los pescadores salían a recolectar, cazar y pescar gran parte de la dieta de los Chimu y lo hacían en canoas hechas de totora. Increíblemente éstas canoas aún son utilizadas hoy, casi 1500 años más tarde.

Seguimos la ruta Panamericana 1N y nos fuimos hacia la playa, finalmente una playa con sol!!! Fue así, que a 550 km de Trujillo, llegamos a una de las mecas del Surf Peruano, y mundial: Lobitos.

Lo más curioso de llegar a Lobitos es que desde la ruta Panamericana (18km) hasta la costa debes entrar en tierras concesionadas a una empresa petrolera, por lo cual hay un retén en la entrada y luego el camino, de tierra esta plagado de pozos petroleros hasta encontrarte con esta simple y pequeña villa de pescadores y surfistas. Fue finalmente acá que comenzamos a disfrutar del agua pacífica por primera vez.

Desde Lobitos fuimos hasta Órganos, 60km más al norte. Fue acá que el agua comenzó a hacerse más transparente y donde realmente los pelícanos peruanos comenzaron a abundar, además de los ya presentes lobos marinos y tortugas!

En Los Órganos encontramos varios puntos para dormir pero como estábamos ansiosos de conocer más del litoral norte peruano seguimos rumbo a Máncora que era la playa más turística que habíamos visto hasta el momento y si bien encontramos varios viajeros acampando en la playa, no nos convenció a nosotros por cuestiones de seguridad y en lugar de regresarnos hacia Los Órganos decidimos ir más al norte, por lo cual al atardecer llegamos a Zorritos.

A 86km de Los Órganos, se encuentra Zorritos, otro poblado de pescadores con muy pocos turistas excepto por una casa/camping, conocido por IOverlander y llamado SwissWassi, lugar de suizos en quechua y nombre que obviamente habla del origen de sus duenos.

Swiss Wassi se convertiría en un verdadero hogar para nosotros, para Leia, para el Fusquita, para todos. Con vista al mar cotidianamente, acceso a lavadoras, electricidad, wifi y una moto taxi que por 2 dólares nos llevaba al centro a hacer compras, un lugar donde planearíamos quedarnos 2 dias, se convirtió en 10 días.

Acá conocimos viajeros de muchas nacionalidades y estilos, desde los europeos en grandes camiones o modernas camionetas hasta los aventureros como el ciclo viajero, Nico o la familia Carrasco, unos argentinos que viajan con dos hijos. Por razones imposibles de razonar, nos hicimos super compinches de los oriundos del cono sur. En cuestión de horas ya habíamos tomado varios termos de mate, hablado de comida típica, preparado tortas fritas y charlado "hasta por los codos" como se dice por esos pagos.

Swiss Wassi nos dio familia rutera como pocas veces antes y nos despedimos con añoranzas de nuestros nuevos amigos, pero la ruta debe seguir, y así fue: siguió... pero no solo hacia un nuevo rumbo, sino hacia un nuevo país: Ecuador nos esperaba!

 

 

 

Please reload

Seguinos:
Please reload

Buscar por Tags
  • Facebook quadrado preto
  • Pinterest preto quadrado
  • Instagram Basic Black
  • YouTube Quadrado Preto