Seguí nuestro mapa de viaje:

Follow our trip on this map:

Somos Jor y Gonza, dos personas apasionadas por viajar, fotografiar y vivir la simpleza de lo cotidiano. Nos conocimos en uno de esos paraísos que tiene nuestro mundo y un día decidimos dejar atrás lo cómodo y conocido para subirnos al Fusca, nuestro WV Escarabajo'80 y dejar que el viento nos lleve.

Leer más.

 

We are Jor and Gonza, two young, passionate people, that love travelling, taking pictures and living simply. We met at one of those paradises of our world and one day decided to leave confort and know behind to get on our 1980 VW beetle and let the wind take us. 

Read More

Dónde estamos ahora?
Where are we now?
SOBRE ESTE BLOG/ ABOUT THIS BLOG

Llevados por el Viento es un blog de viajes mediante el cual intentamos compartir nuestras experiencias y aventuras a través de un recorrido por el continente americano.

Leer más.

Guided By the Wind (Llevados por el Viento) is a travel blog through which we wish to share our experiences and adventures across the American Continent.

Read more. 

SOBRE NOSOTROS
ABOUT US
Contáctanos!
Contact us!

September 28, 2018

Please reload

Otras entradas

Paraguay... Otra vez!

June 3, 2017

En los viajes no se puede hacer todo, o si se puede? Esa puede que sea la pregunta más importante y mas difícil de responder. Claramente no se puede hacer todo, al igual que en la vida, siempre hay intersecciones donde tomar decisiones, y en gran parte viajar es también eso: por la costa o por las montañas? vamos por la tarde o por la mañana? almorzamos aquí o allá?

 

El plan era volver hacia el norte de Chile y ahora teníamos la oportunidad de elegir el camino de regreso. Sabíamos que queríamos volver a Paraguay, especialmente por su gente y también porque nos lo debíamos. Nuestro primer paso por la tierra Guaraní, hacía más de un año, había sido sufrido, corto y con sabor a poco, por lo tanto la primer parte de nuestro retorno a la ruta estaba decidido: volveríamos a Paraguay y lo cruzaríamos desde el Este hasta el Oeste. Nos pusimos en contacto con varios clubes de VW y recibimos decenas de invitaciones! Nos fuimos de Sao Miguel de Iguaçu hasta Foz de Iguaçu, desde donde cruzaríamos a Ciudad del Este al siguiente dia. En Ciudad del Este encontramos amigos del CDE Fusca Club pero seguimos viaje hasta Minga Guazú, a 20km de distancia.

En Minga Guazu nos esperaba Shirley, una amiga que habíamos conocido en nuestro primer viaje. Compartimos con ella, su padre, hermano y hasta su novio, Diego quien nos deleito con una riquísima pizza y nos regaló una bandera paraguaya. 

Shirley nos convidó unos ricos yogures y charlamos mucho sobre lo que había sucedido en este tiempo tanto en Minga Guazu como en nuestro viaje. Eduardo, el padre de Shirley nos contó varias historias sobre la región y también compartió su pasión viajera. 

 

El nombre Minga proviene del Guaraní y significa reunión y Guazú significa grande. En tiempos mas antiguos en esta zona los campesinos se encontraban para hacer cosas grandes como construir una casa, cosechar, limpiar un terreno, abrir un camino y lo hacían todos juntos, haciendo el Minga Guazu, evento que se repetiría para todos los eventos de los vecinos. Con el tiempo el nombre quedó y la localidad lo lleva puesto. Es importante recordarnos a nosotros mismos... cada vez que vamos a Paraguay, que el primer idioma es el Guaraní, o mejor dicho el Yopará (que en Guaraní significa mezcla y hace referencia a la mezcla del Guaraní puro con palabras en castellano o portugués) y en segundo lugar viene el castellano... por lo cual para quien viaje por estos lados necesita aprender algunas palabras.

Si bien intentamos aprender desde que llegamos hasta que nos fuimos de Paraguay casi un mes mas tarde... poco pudimos aprender aunque algunas palabras si quedaron para la eternidad.

 

Antes de dejar la zona de Ciudad del Este, volvimos para hacer algunas compras (ropa, disco externo, parlante para el Fusca, silla de camping). La segunda ciudad de Paraguay en población y en economía es todo comercio, uno al lado del otro, con asiáticos, árabes, brasileños y argentinos, ademas de paraguayos, vendiendo todo tipo de producto desde los electrónicos que entran a paraguay sin impuestos, hasta perfumes y ropa de marca a casi mitad del precio de los paises vecinos.

Desde Ciudad del Este nos fuimos al Salto Monday ubicado en el distrito de Presidente Franco, un pequeño parque municipal de 9 hectáreas, administrado por una empresa privada, Aqua que te cobra unos 5000 guaraníes que equivalen a un poco más de un dólar y medio para ingresar. El Salto del Río Monday es sorprendente, aun a quienes han visitado las Cataratas del Iguasu, no por su tamaño, pero si por el volumen y fuerza del salto, además de lo solitario que es el Parque. Por varios minutos nos sentamos solos a contemplar la belleza natural, tomando unos mates y comiendo algo para pasar el momento.

Un espectáculo y una visita que sin dudas vale mucho la pena! Nos encantó descubrir una joya tan linda a 10 kilómetros del centro de Ciudad del Este. El acceso no es tan fácil si no se tiene mapa ya que no está bien señalizado, pero con un mapa todo es más fácil.

 

La Ruta 7 cruza Paraguay desde Brasil hasta Argentina, conectando las dos mayores ciudades del país: Ciudad del Este y la capital, Asunción. En camino, a 220 km se encuentra Villarica del Espíritu Santo, o simplemente Villarica. Un pequeño desvío desde la ciudad de Caaguazu (donde se encuentra una de las mejores estaciones de servicio del mundo! Con un comedor riquísimo, duchas calientes gratis, wifi gratis, estacionamiento para acampar y obvio, buen combustible) nos llevó a una ciudad que esperamos mucho tiempo conocer ya que el Club Gua'i de Fusca nos había invitado varias veces ir a conocer su ciudad pero nuestra ruta no nos había llevado hasta hoy. Llegamos por el final de una tarde donde nos agasajaron con una riquísima picada con cerveza y muchas charlas para compartir.

Samy, Samuel, presidente del club, nos consiguió donde dormir y nos organizó planes todos los días... y en la mayoría incluía una comida, una cerveza y casi seguro un momento gracioso. La pasamos tan bien en Villarica que fue realmente didicil irse y por eso prometimos volver por segunda vez.

Increíblemente, el destino nos trajo por alguna razón a esta ciudad, conocida como la "Ciudad Viajera" o "Ciudad Andariega". A lo largo de buena parte de su historia sus habitantes se vieron obligados a mudarse en siete ocasiones, inicial y principalmente debido a las invasiones de los bandeirantes pero también por problemas políticos y económicos hasta finalmente llegaron a establecerse de forma definitiva en su ubicación actual en 1683. Terminada la Guerra de la Triple Alianza en 1870, el pequeño pueblo que era Villarrica en aquel entonces experimentó una evolución en el ámbito académico y económico debido al incremento de su población y a la actividad de sus habitantes. Esto la posicionó segunda en importancia nacional luego de Asunción. En la actualidad nosotros encontramos un lugar que nunca dejó de ser pueblo, con sus horarios, sus modalidades y hasta su simpatía pueblerina, que aun con el crecimiento e importancia del lugar no se han perdido.

Ubicado a pies de la Cordillera del Ybytyruzú, hacer 20km e ir hacia Colonia Independencia y subir uno de los Cerros más altos de Paraguay es algo que no se puede dejar de hacer psique nos fuimos todos hasta allá arriba. En Paraguay como nosotros ya sabíamos se habla primero Guaraní y en segundo lugar Castellano. Yvyty significa cerro, y rusu significa grande, y si, esta cordillera desde lo lejos es un macizo bien grande, verde y que por dentro lo cortan varios arroyos de agua cristalina.

Subimos al Mirador del Cerro Akatĩ que con un camino complicado nos llevó casi una hora para hacer 14km. Más allá del esfuerzo, la vista fue un regalo. Sentíamos que esta vez, la segunda vez... realmente estábamos descubriendo Paraguay.

Samy había traído unos chica psique deglutamos algo y luego emprendimos la vuelta a Villarica que nos llevaría casi dos horas, pero finalmente todos llegamos sanos y salvos. Al día siguiente fuimos a tomar un verdadero desayuno paraguayo, para lo cual había que despertarse bien temprano (cosa bien didicil para Jor) e irnos hasta el mercado municipal. Picado de carne con pan y un jugo de ananá para terminar... un lujo tener amigos locales!

Prometimos volver, pero no en mucho tiempo sino en una semana, ya que estábamos prontos a celebrar el día mundial del Fusca y lo queríamos conmemorar con nuestros nuevos amigos. Salimos de Villarica una fría mañana de un domingo y nos fuimos para la capital de Paraguay, Asunción.

 

La Muy Noble y Leal Ciudad de Nuestra Señora Santa María de la Asunción (el nombre completo con el que fue fundada en 1537) es la ciudad mas poblada de Paraguay con un poco más de medio millón de habitantes. A orillas del Río Paraguay, casi frente a la confluencia de éste con el río Pilcomayo, además de ser capital, Asunción es una ciudad fronteriza con Argentina, lo cual increíblemente atrae a argentinos del centro-norte para hacer compras, dato que verificamos personalmente caminando por las calles de la ciudad.

Asunción es una metrópoli tranquila... sin dejar de ser una gran ciudad, para una capital de país, es una ciudad con fáciles accesos y que no nos generó demasiados miedos ni incertidumbre caminarla. Nos alojamos en el barrio de Fernando de la Mora, a pocos minutos del centro, en la casa de Nelson y Fanny quienes nos invitaron a disfrutar de su compañía. Nelson un viajero soñador, bibliotecario y controlador aéreo, fanático de viajes y viajeros nos hizo muchísimas preguntas y nos compartió sus deseos.

Nos fuimos hasta el centro e Asunción en colectivo y visitamos el Museo Ferroviario, que nos sorprendió por la cantidad de cosas que aun guardan del glorioso primer tren de Sudamerica.

También fuimos al barrio de San Jerónimo, un barrio humilde y bohemio que cuenta con una escalinata hecha por sus habitantes y tapien con un bonito mirador desde donde se puede ver la Bahía de Asuncion y gran parte de su centro.

A partir de una tesis de grado de la facultad de arquitectura de Asuncion unos alumnos propusieron darle color y "onda" a un barrio para hacerlo atractivo para el turismo. Hoy, San Jerónimo está entre los 5 lugares mas visitados de Asuncion.

 

Fuimos al mercado 4, el mayor mercado de la capital guaraní donde nos reencontramos con el shopping similar a Ciudad del Este, desde electrónicos a platos de comida, desde ropa hasta repuestos del auto, todo hay en el Mercado 4. Nelson nos preparó (en realidad fue Fanny) un riquísimo asado y un tereré además de contarnos mucho sobre el yopara y las costumbres y gastronomía paraguayas. Nos fuimos de Asunción contentos de haber conocido otro lado de este país que tanto nos encanta por su cálida población.

Desde Asunción tomamos la Ruta Nacional 2 hacia el Lago de Ypacaraí y a 28km encontramos la ciudad de Areguá, un contraste con su gigante vecina, un pueblito de 50.000 habitantes, a orillas de un lago que respeta la hora de la siesta y alberga la más importante comunidad de ceramistas del país.

Nosotros acampamos en un parque, al lado del cuartel de bomberos (donde nos ofrecieron usar su baño) y a pocos metros del Lago, el cual visitamos por la tarde con mates y Leia.

A meros 8km de la ciudad se encuentra un Monumento Natural, el Cerro Koi. conocido por sus formaciones de piedra arenisca octogonal, algo que solo existe en tres lugares en el mundo. Hasta ahí fuimos y nos invitaron tambien a acampar en su sitio. Conversamos bastante con el Guardaparques quien nos conto sobre las diferentes realidades de los guarda parques argentinos y paraguayos.

También a pocos kilómetros, 11, bordeando el lago encontramos la localidad de Estanzuela abundan las frutillas y si bien todo comenzó con un simple campesino que en 1920 decidió plantar esta fruta, hoy no solo es conocido en todo Paraguay sino además, albergan la Fiesta Nacional de la Frutilla. 

Seguimos recorriendo las orillas del Lago Ypacaraí hasta llegar a San Bernardino, localidad que alguna vez (y un poco aun lo es) fue el "lugar del veraneo" de los paraguayos. A 40km de la capital, encontramos típicos paradores turísticos, grandes casas (cerradas por ser invierno) y una costanera muy bonita para caminar, con arena (artificial) y el lago que golpea la orilla... un lugar romántico y solitario en invierno, pero que imaginamos debe estallar en verano.

Lamentablemente Sanber, como le dicen los locales ya no es tan turístico como alguna vez lo fue. En parte por el crecimiento del turismo internacional (especialmente paraguayos hacia Brasil y Centroamérica) pero tambien por una mala gestión ambiental que llevo al Lago Ypacarai a estar completamente contaminado. Irónicamente, el nombre del lago, en guaraní significa bendecido (Ypa: lago, Karai: bendecido), pero como el ser humano es capaz de muchas cosas tambien lo es de destruir lo bendecido. En el lago se ha encontrado una alta cantidad de Cyanobacterias, que parecen algas verde-azuladas y que lamentablemente producen toxinas y pueden envenenar a los animales que habitan el mismo ambiente o beben el agua... y si bien hoy en día el ministerio de salud de Paraguay ha dicho que su cantidad no es peligrosa, la fama ya está hecha... y quien querría correr riesgos? Tal vez Leia... pero quien más?

 

Desde La Region Central nos fuimos hacia el sur de Paraguay, hacia la region de Paraguari. Primero volvimos a la RN 2 y fuimos hasta Yaguarón, famoso por su templo construido por los Franciscanos en el 1600 que fue sede de una reducción guaraní.

Luego de estos 24km tomamos la Ruta Nacional 1 hasta el Parque Nacional Ybicui. El nombre de este parque deriva de yvy, que significa “Tierra” y ku'i que significa “granos”, granos de tierra haciendo referencia a un lugar que incluso hoy es muy rico para la agricultura (hoy en día principalmente caña de azúcar y soja.

El Parque Nacional Ybycui es un pequeño parque nacional (5000 ha) donde se conserva un remanente de la Mata Atlántica rodeado por un inmenso área productiva agrícola y ganadera de Paraguay. Pagamos nuestra entrada (10.000 guaraníes cada uno = 2 dólares aproximadamente) y pasamos a una de las áreas de camping / estacionamiento donde nos establecimos. Leia estuvo siempre atada para no incomodar a las especies autóctonas del parque y nosotros tuvimos la oportunidad de caminar por los senderos y descubrir varios Saltos y cascadas rodeadas de un hermoso manto verde como lo es la Selva Atlántica. 

Estuvimos casi dos noches aqui pero al segunda queríamos visitar a una familia de franceses que se estaban construyendo un camping para viajeros no muy lejos de aquí, en un lugar llamado "Tranquilo", cerca de la localidad de La Colmena, a 30km del Parque Ybycui. Llegamos por la tardecita al campamento y nos encontramos con una increíble y hermosa familia compuesta por padres e hijos viajeros, además de perros juguetones.

Lo primero que nos sorprendió de este encuentro fue el hecho de que una familia francesa haya elegido este sitio para quedarse, sin menospreciar la belleza y la calma del lugar es increíble la certeza del dicho: cuando lo encuentras, lo encuentras. Lo segundo que nos shockeó fue lo extrovertidos y "libres" que eran los dos niños, que además de hablar francés e inglés, ambos se defendían muy bien en castellano, pero se manejaban con mucha libertad y conversaban sobre la vida a la par de todos. Fue espectacular la experiencia, la noche y el broche lo dio la cena estupenda que tuvimos, acompañada por unas cervezas y luego vino. 

 

Nos fuimos desde Tranquilo a conocer otro Salto, el famoso Salto Crystal, al que para acceder hay que hacer unos 30km desde La Colmena en un camino principalmente afirmado de tierra pero en muy buen estado. Una vez llegados al sitio hay que descender una impresionante escalera y luego caminar por un sendero para llegar hasta el maravilloso salto.

Luego de un día estupendo en el Salto Cristal volvimos hacia nuestro hogar en Paraguay: Villarica. Nos reencontramos con nuestros amigos del Club Guaí y al día siguiente salimos en caravana hacia Coronel Oviedo (50km) donde se celebraría el Día Mundial del Fusca en Paraguay. Ahí armamos nuestra carpa y vendimos muchas postales e imanes!

Desde el Campamento del DMF (Dia Mundial del Fusca) nos fuimos hacia la casa de otro viajero, Walter quien en su Citroen 2CV viajó por gran parte de América y ahora aloja viajeros que pasan por su pueblo. Alemán de nacimiento y Paraguayo adoptivo, ama los viajes y tiene muchas anécdotas para compartir! Fue una excelente idea quedarnos con él y sería nuestra última noche en Paraguay, nada mejor que dormir en la casa de un viajero inspirador!

Nunca olvidaremos Paraguay y siempre quedará en nuestros corazones, especialmente por su gente que no hizo más que darnos alegrías y hacernos invitaciones en todas sus regiones. Rohayhu Paraguay (Te quiero Paraguay) sería la ultima frase que aprenderíamos en Guaraní, antes de irnos de la hermosa tierra colorada. Desde Coronel Oviedo tomamos la RN2 hacia Asuncion y luego de 140km llegamos al Puerto Ita Enramada desde donde una balsa nos cruzaría en 30 minutos hacia Argentina.

Dicen que las segundas partes nunca superan a las primeras, pero en este caso, nuestra segunda visita a Paraguay nos dejó emocionados, felices y nos convirtió en embajadores de su tierra.

 

Please reload

Seguinos:
Please reload

Buscar por Tags
  • Facebook quadrado preto
  • Pinterest preto quadrado
  • Instagram Basic Black
  • YouTube Quadrado Preto