Seguí nuestro mapa de viaje:

Follow our trip on this map:

Somos Jor y Gonza, dos personas apasionadas por viajar, fotografiar y vivir la simpleza de lo cotidiano. Nos conocimos en uno de esos paraísos que tiene nuestro mundo y un día decidimos dejar atrás lo cómodo y conocido para subirnos al Fusca, nuestro WV Escarabajo'80 y dejar que el viento nos lleve.

Leer más.

 

We are Jor and Gonza, two young, passionate people, that love travelling, taking pictures and living simply. We met at one of those paradises of our world and one day decided to leave confort and know behind to get on our 1980 VW beetle and let the wind take us. 

Read More

Dónde estamos ahora?
Where are we now?
SOBRE ESTE BLOG/ ABOUT THIS BLOG

Llevados por el Viento es un blog de viajes mediante el cual intentamos compartir nuestras experiencias y aventuras a través de un recorrido por el continente americano.

Leer más.

Guided By the Wind (Llevados por el Viento) is a travel blog through which we wish to share our experiences and adventures across the American Continent.

Read more. 

SOBRE NOSOTROS
ABOUT US
Contáctanos!
Contact us!

September 28, 2018

Please reload

Otras entradas

El otro Cuyo

April 10, 2017

Salimos de Córdoba en busca del Sol y una vez que habíamos cruzado Cruz del Eje, última ciudad cordobesa donde estaríamos (cargamos nafta, usamos baños y agua caliente), poco a poco el sol volvió a asomar. En Cruz del Eje había duchas pero nos parecieron excesivamente caras, por lo cual decidimos seguir viaje, asumiendo que habría otras oportunidades.

 

Desde San Marcos Sierras a Cruz del Eje hay apenas 21km y desde Cruz del Eje hasta la frontera Oeste con la provincia de La Rioja, aproximadamente unos 60km de distancia... poco a poco la hora de viaje fue aclarándose y para cuando llegamos al paisaje semiárido riojano el sol ya estaba entre nosotros! A 167 km de Cruz del Eje, sobre la RN38 se encuentra Chamical donde anecdóticamente en 1961, se estableció el CELPA (Centro de Experimentación y Lanzamiento de Proyectiles Autopropulsados), convirtiéndose así en una de las principales bases de lanzamientos del Programa Espacial Argentino. Nosotros aprovechamos la Estación de Servicio Axion que había sobre la ruta para 1)  para  ducharnos, con agua caliente!!! y a la mitad del precio de Cruz del Eje y 2) detenernos en su estacionamiento de camiones y prepararnos un almuerzo, descansar y conversar con algunos camioneros curiosos.

 

Dejamos Chamical y recorrimos 65km más hasta Patquia, lugar en el que dejamos la RN38 para tomar en su lugar la RN 150 con dirección Oeste. El paisaje a lo lejos mostraba los Andes y estábamos en le camino correcto, además de hacerse más y más árido, casi convirtiéndose en un desierto con la mera presencia de jarillas, chañares y diferentes tipos de cactus. Las nubes volvieron y así la tarde se hizo presente y oscura. A 80 km de Patquia nos sorprendimos con el Parque Provincial El Chiflón, parte de la cuenca geológica Talampaya-Ischigualasto y hasta contemporáneo con Sierra de las Quijadas (San Luis) también. Su nombre evoca el sonido que produce el viento al circular entre las formaciones rocosas y si bien nosotros no lo pudimos comprobar, si quedamos de ojos abiertos frente a sus hermosas formaciones.

 

Ya sabíamos por la aplicación IOverlander que otros viajeros habían acampado en este parque, en el camino al Cerro Blanco y entonces salimos de la ruta por un camino de arena e hicimos 4 km hasta enfrentarnos a ella: La Torre. Donde el camino se convierte en una garganta que alguna vez albergó un río, entre las torres grises, rojas y amarillentas... ahi pasaríamos la noche.

Sesión de fotos, Leia suelta, un vino mendocino guardado para una ocasión especial, cuaderno de notas para ponernos al día y una música de fondo. Estábamos en un paraíso, estábamos en el mejor lugar del mundo, en el lugar que queríamos estar. Lamentablemente la mañana nos despertó con una garúa insoportable y demoró nuestra partida porque no nos daban ganas de volver a la ruta con ese clima, pero poco a poco fue disminuyendo y armamos la carpa para seguir viaje. 90 km nos separaban del Parque Provincial Ischigualasto y ese sería nuestro destino!

Llegamos a la entrada al Parque y nos informamos de la modalidad para la visita: cada una o dos horas salen grupos de auto con un guía al frente y en su propio vehículo hacen un recorrido de 40km y que demora unas dos horas aproximadamente. El costo para argentinos fue de 15 dólares por persona y también vimos que cuentan con un area de acampe, pago, con duchas incluidas. Nosotros optamos por esperar un rato a que se despeje más el clima, y salimos en el proximo grupo. 

Ischigualasto es un nombre de origen diaguita, que significa "sitio en donde no existe la vida" o "lugar de la muerte" y cuenta con varios atractivos bien diferentes pero de la misma era historica: el Período Jurásico. Las 4 partes del paseo son: el Valle de la Luna (que incluye la famosa Cancha de Bochas), El Hongo y el Submarino, dos formaciones bien famosas, el Museo Paleontológico William Sill y por último los paredones rojizos originados por el óxido de hierro erosionado en el tiempo.

Desde el Parque Provincial Ischigualasto, con sol y viento, llenos de fotos y recuerdos hermosos, nos fuimos por la RN 150 hacia el oeste y a 65km llegamos al encuentro de la preciada RN40. También conocida como Ruta Escénica Numero 150 nos llevó por un camino de montaña recientemente asfaltado y que subía y bajaba grandes pendientes con vistas espectaculares de los Andes.

En la intersección de la 150 y 40 hicimos una foto para recordar este feliz momento, ya con los Andes haciéndonos sombra y recorrimos 45km hacia San Jose de Jachal, San Juan, donde reaprovisionaríamos alimento y combustible. 

En Jachal tuvimos nuestra primera aproximación a la problemática de la minería en el norte argentino. Con carteles y pintadas alusivas, descubrimos el aspecto de un pueblo simple, rodeado por altas montañas y cercano a una mina, lo cual lleva a la presciencia de vicios, objetos caros como autos y casas que contrastan con lo popular generalizado. La mina de Veladero, se hizo famosa a fines de 2015 por un derrame de cianuro en un cause de agua que puso en riesgo la actividad agrícola y la vida del pueblo. Así nos dio la bienvenida el "otro cuyo"... con una problemática instalada en las provincias que recorreríamos los siguientes días. 

Hicimos compras y nos preparamos para acampar en las cercanías. Si bien la tarde estaba llegando sabíamos que a pocos km había algunas opciones de acampé y así fue. Llegamos al embalse Los Cauquenes a 17km del centro de Jachal sobre la RP49. A lo lejos, con el atardecer podíamos ver glaciares de los Andes en la region de las Aguas Negras, uno de los pasos internacionales más altos entre Chile y Argentina (4700msnm). Con estrellas en el cielo, un poco de viento (que dificultó un poco la cocción de una tarta de queso y cebolla) y una paz absoluta hicieron de esta nuestra primer noche de vuelta en los Andes, una con mucha alegría.

A la mañana siguiente volveríamos a remontar la RN40, por lo cual conducimos por el camino "de las curvas" como lo llaman los locales, por la RP49 hasta el mirador El Sillón del Gigante, una de las vistas más impresionantes que tuvimos hasta el momento. Sentimos la altura (2200 msnm) pero la emoción nos pudo y bajamos a sacar varias fotos sin creer realmente lo que estábamos viendo...

Al bajar el camino nos encontramos con Huaco, un poblado a 40km de Jachal, sobre la RN40. Encontramos un lugar muy tranquilo con una arboleada divina, muchas casas y construcciones de adobe, incluyendo un predio histórico donde hay un molino (lugar donde entramos sin permiso a usar los baños) y un monumento a un payador (cantor-poeta) local.

En Huaco, paramos en un mercado y preguntamos al dueño si podíamos cargar agua lo cual llevó a conversar un poco sobre el lugar y su realidad...

Desde ahí tomamos la RN40 por 77km hacia el norte, cruzamos a la provincia de La Rioja y paramos a almorzar en Guandacol, lugar historico por ser el local de nacimiento del famoso caudillo Chacho Peñaloza, quien tomó parte en las guerras civiles de mediados del siglo XIX. Aprovechamos Guandacol además de para almorzar y cargar combustible, también para ducharnos antes de salir hacia Villa Unión a 45km. 

En el camino empezamos a ver a uno de los gigantes de los Andes, bien famoso, el Cerro Famatina, con sus glaciares en las cumbres, siendo la cumbre principal: General Belgrano, de 6200mts de altura. 

En Villa Unión fuimos a la oficina de turismo donde ademas de informarnos sobre los alrededores, también usamos el wifi. Fuimos al centro de la ciudad y subimos al mirador La Loma. Lamentablemente nos informamos sobre el Parque Nacional Talampaya, que tiene una concesión para su operación y que es radicalmente cara, aproximadamente unos 50 dólares para nosotros que nos parecía un abuso (el doble que Ischigualasto), pero decidimos seguir viaje y aprovechar la luz para hacer unos kilómetros extra hasta La Cuesta de Miranda, un camino de cornisa cuyo punto más alto es en Bordo Atravesado, con 2.040 metros sobre el nivel del mar (comienza, al sur en  la salida de Villa Unión con 1.142 metros, baja a 1.475 m en Miranda, al terminar la parte sinuosa del camino y en Nonogasta, en el final del tramo, la altura es de 934 metros).

Parte de la RN40, La Cuesta de Miranda tenía varias opciones donde parar a acampar pero el frío y la altura nos estimularon a andar un poquito más y la suerte del camino nos presentó con un camping libre con enchufes y agua (sin baños) en Miranda. Entramos en el camping y conocimos a su cuidador, Martin, quien nos recibió con alegría y simpatía. 

Pasamos la noche en Miranda y nos despertamos con un poco de neblina, razón por la cual volvimos a la cama y esperamos hasta pasadas las 10 AM para salir de la carpa.  Nuestro objetivo ahora era Chilecito que estaba a simples 30 km (15 hasta Nonogasta y 15 más desde Nonogasta hasta Chilecito, todo por la RN40) entonces no teníamos apuro. Mientras levantábamos el campamento volvió a aparecer Martín y trajo consigo un melón de su huerta para que nos acompañe durante el día... y que rico que estaba ese melón!

 

Llegamos a Chilecito y fuimos para la plaza principal donde está la oficina de turismo. Ahi ademas de poder conectarnos al Wifi también aprendimos un poco sobre los alrededores y cosas para hacer. El día estaba soleado y el Cerro Famatina nos miraba con seriedad desde lo alto. Como testigo de la febril actividad minera (especialmente aurífera) de fines del siglo XIX, la ciudad conserva el cablecarril de la mina La Mejicana y tiene un museo sobre este tema para ser visitado. Hacia allá fuimos!

Para transportar la gran cantidad de mineral desde la Mina La Mejicana (a 4600 msnm) hacia Chilecito se construyó lo que para la época era una de las mayores obras de ingeniería del mundo, el Cablecarril que fue terminado en 1905 con una longitud de 35 km desde la mina hasta la ciudad donde a bordo de un tren partía el metal hacia Buenos Aires (para luego embarcarse a Inglaterra). Subía desde los 1000 msnm donde esta Chilecito y llega a los 5000msnm, conformado por 262 torres y 9 estaciones, de las cuales se pueden visitar casi todas. Nosotros fuimos hasta la segunda estación, desde donde ya se puede ver la impresionante magnitud de la obra.

En 1926 se cerro definitivamente la mina por cuestiones de costos en la mano de obra y también la crisis internacional que obligó a las empresas mineras a retirarse. Pero desde fines del siglo XX varias empresas mineras han querido volver a explotar el Famatina ya que los geólogos aseguran que aun tiene una riqueza muy grande en plomo, oro, plata, hierro y cobre. Así mismo el agua que desciende del Cerro Famatina hacia los diferentes valles aledaños, es clave para la producción agrícola y como ellos mismos dicen: para la vida. Es por esta razón que los pueblos aledaños al cerro, incluyendo Chilecito, se han reunido en contra de cualquier tipo de minería en este gigante de los Andes y este hecho, exitoso (expulsaron a 4 empresas multinacionales y una nacional en los últimos 15 años) ha convertido al lema "El Famatina no se toca" en un lema globalmente conocido.

Luego de visitar el interesante museo nos fuimos hacia la Estación 2,  “El Durazno”, así llamada por el color del río que pasa a su lado, un río de color ocre por cuyas aguas corren minerales. La estación está ubicada en Santa Florentina, a 7 km de Chilecito y a unos 1.539 m.s.n.m. Desde aquí hay un camino que continúa subiendo bordeando el Río unos 10 km más y nosotros subimos unos 8 hasta llegar al lugar conocido como el "Encuentro de los Ríos Amarillo y Blanco".

En este maravilloso lugar decidimos acampar y aprovechar el agua para bañarnos. Ante la aparición de unos burros, Leia se puso un poco nerviosa, pero fuera eso, disfrutamos mucho de este lugar silencioso, cargado de energía de las montañas.

 

Al día siguiente por la mañana volvimos a la ciudad y tomamos otro camino, la RP15 a 18km en ascenso hacia Guanchin, localidad que nos recomendaron para visitar a causa de su importante cultivo y producción de nogales y frutales, como castañas, membrillos, duraznos y ciruelas con los que se elaboran dulces caseros. Llegamos y encontramos muchos arboles y arbustos pero pocas personas... salimos del asfalto y tomamos un camino de ripio muy feo... dudamos: seguimos o volvemos??? "Algo tiene que haber que podamos ver, sigamos!" y así llegamos hasta un predio donde varios camiones estaban cargados de nueces hasta el tope. Paramos el Fusca y bajamos a conversar con los empleados que no solo nos permitieron caminar y fotografiar la producción sino que ademas nos regalaron un montón de nueces para que nos llevemos de recuerdo y desgustemos. 

Luego de esta visita y sorpresa, volvimos a Chilecito desde donde partimos por la RN40 hacia la localidad de Famatina, a simples 32km por la RN40 primero y luego por la RP11. Llegamos a Famatina con una linda luz de tarde. Fuimos hasta la Cuesta Vieja, donde se encuentra una famosa pista de despegue de Parapentes que es como una ventana sobre la llanura del valle inferior.

Llegamos y encontramos varios parapentes volando y despegando. Sacamos unas fotos pero como no encontramos mucha amabilidad de parte de los locales, en realidad... un poco de desinterés a nuestra presencia... decidimos ir hacia Carrizal, un poblado menor a unos 11km de Famatina donde se produce hace más de 10 años, el Corte. Éste es el lugar donde la gente de la región colocó una barrera para no permitir la entrada de maquinaria en la zona de acceso al Nevado de Famatina (Como muchos lo llaman al Cerro Famatina, localmente).

Con varias placas explicativas sobre la naturaleza, historia y consecuencias de la megamineria... el visitante obtiene la chance de aprender y tomar mayor consciencia sobre el tema.

 

El día siguiente lo usamos para descansar, lavar ropa y reagruparnos para salir nuevamente a la ruta. Nos alojamos en la casa de Martin, nuestro anfitrión de Couch Surfing. Con él compartimos algunas cenas, ya que por la mañana le gustaba dormir hasta tarde, porque era músico y se quedaba hasta altas horas de la madrugada con sus instrumentos.

 

Famatina nos dejó un sentimiento de esperanza sobre todo lo que veníamos escuchando y viendo en ésta región. Asimismo el Cerro nos enamoró con su imponente altura y sus glaciares en lo alto. Dejamos el pueblo una mañana nublada y seguimos la RP 1 hasta Pituil (60km) donde nos reencontramos con la RN40.

En Pituil descansamos un poco y caminamos por el pintoresco pueblo cuyano. Viñedos volvieron a aparecer por todo lugar y gente muy amable y curiosa. Lamentablemente quien no era amable era el clima que comenzó por nublarse un poco hasta mucho y trajo consigo temperaturas bajas. Seguimos por la RN40 hasta San Blas de los Sauces (40km más) donde era ya pasado el mediodía y en una estación de servicio YPF paramos para almorzar. El objetivo ahora era llegar hasta Belén, Catamarca y abandonar la provincia de La Rioja definitivamente. Era domingo y todo en Belén estaba cerrado, incluso sus famosos telares de poncho (dicen que es la cuna nacional del Poncho) por lo cual vimos pocas cosas en el pueblo. Nos fuimos siguiendo el Río Belén hacia las afueras de la ciudad y a 6km encontramos el Camping Municipal, a orillas del Río, con parrillas y baños. Hicimos un fuego y una rica comida para conmemorar el cambio de provincia... nos fuimos a dormir con la paz de las ramas de los sauces que se movían con la brisa, hasta las 2AM cuando un grupo de jóvenes locales comenzaron a llegar y armaron una verdadera fiesta con música tan alta que hizo imposible dormir, hasta las 7:30. 

 

Estos eventos hicieron que recién al mediodía levantáramos el campamento y decidimos tomar rumbo Este hacia Andalgalá, por la RP46, ruta que aparecía consolidada y acabó siendo en su mayoría de arena. Un clima seco y nublado, arena y el ripio... nos dieron la bienvenida no tan buena a Catamarca.

Habíamos dejado atrás el Otro Cuyo y llegamos al NOA, Norte Oeste Argentino... lugar que tiene otro ritmo, otros desafíos y otros paisajes... más allá del comienzo negativo, teníamos muchas ganas de conocerlo!

 

 

 

 

Please reload

Seguinos:
Please reload

Buscar por Tags
  • Facebook quadrado preto
  • Pinterest preto quadrado
  • Instagram Basic Black
  • YouTube Quadrado Preto