Seguí nuestro mapa de viaje:

Follow our trip on this map:

Somos Jor y Gonza, dos personas apasionadas por viajar, fotografiar y vivir la simpleza de lo cotidiano. Nos conocimos en uno de esos paraísos que tiene nuestro mundo y un día decidimos dejar atrás lo cómodo y conocido para subirnos al Fusca, nuestro WV Escarabajo'80 y dejar que el viento nos lleve.

Leer más.

 

We are Jor and Gonza, two young, passionate people, that love travelling, taking pictures and living simply. We met at one of those paradises of our world and one day decided to leave confort and know behind to get on our 1980 VW beetle and let the wind take us. 

Read More

Dónde estamos ahora?
Where are we now?
SOBRE ESTE BLOG/ ABOUT THIS BLOG

Llevados por el Viento es un blog de viajes mediante el cual intentamos compartir nuestras experiencias y aventuras a través de un recorrido por el continente americano.

Leer más.

Guided By the Wind (Llevados por el Viento) is a travel blog through which we wish to share our experiences and adventures across the American Continent.

Read more. 

SOBRE NOSOTROS
ABOUT US
Contáctanos!
Contact us!

September 15, 2018

August 21, 2018

August 15, 2018

July 25, 2018

Please reload

Otras entradas

Feliz Año Patagónico

January 6, 2016

El último día del año comenzaba y nosotros estábamos listos para conocer un nuevo destino, Península Valdés,  Área Natural Protegida a unos 100 Km de Puerto Madryn. Nos despedimos de nuestros amigos, Guille, Naza y Lolo, y a media mañana partimos para la Península (a 80km de Puerto Madryn). Un día nublado y un poco ventoso hizo bastante demorda nuestra llegada, pero poco después del mediodía estábamos en la entrada a la Península, más precisamente en el Istmo Carlos Ameghino, donde hay que pagar un ingreso de USD 10 (ese valor es para nacionales, los extranjeros pagan un poco más del doble) por persona y es válido para todo el tiempo que permanezcan en la Península. A unos pocos km hay un centro de interpretación, donde los guardafaunas nos dieron un mapa, información sobre el clima y los vientos, y donde se encuentran huesos de ballenas, maquetas y otros animales de la región.

Con mapa en mano e información del lugar, nos dirigimos al único centro urbano de la Península llamado Puerto Pirámides, un lugar muy chico pero muy lindo, con algunos alojamientos, una calle principal, una bajada a la playa, restaurantes, una única estación de servicio y varias agencias de turismo vendiendo el famoso avistaje de ballenas (hasta en submarino!), ya que es en esta zona donde se las puede ver durante el invierno. Pero durante el verano, ofrecen otras atracciones como nadar con lobos marinos, avistar pingüinos , buceo, etc.

Nosotros decidimos aprovechar lo que quedaba del día y dar una vuelta por la península, ya que los vientos pronosticados para el día siguiente eran muy fuertes. La vuelta tiene una extensión de 250 km (en camino de ripio) si se quiere recorrer en su totalidad, con tres parajes importantes, donde se avista la fauna del lugar. El último de ellos, llamado Punta Delgada, pertenece a una estancia privada, por lo cual hay que abonar una entrada de USD 10 para poder entrar. Nosotros peferimos concer los otros dos parajes, y de hecho los mas populares. Así que dejamos la CR estacionada en Puerto Pirámides, en el local de tatuajes de Ale, un ex viajero en Jeep, muy buena onda que Gonza se había cruzado en la ruta hacía unos días y justo lo encontamos.

 

Más livianos partimos para recorrer la Península. Camino de ripio, viento,  suelos secos y  mucho polvo, como venimos acostumbrados hace tiempo, nos acompañaron durante la vuelta.

La primera parada fue a unos 80 km, llamada Punta Norte, donde hay una extensa playa llena de lobos y elefantes marinos. Un lugar muy cuidado, con baños públicos, un guardafauna y varias casitas para ellos y algunos investigadores, y donde antes de irnos tuvimos la suerte de ver un armadillo.

Luego de observar y fotografiar a estos animalitos, agarramos otro camino de ripio, donde visulizamos muchos guanacos y Leia se ponía bastante nerviosa y con ganas de salir del auto, claro que no la dejamos salir, ya que si bien está permitido ingresar a la Península con perros, los mismos no puden bajar del auto en las zonas protegidas.

La segunda parada fue Punta Cantor, pero antes de llegar paramos a sacar fotos en Caleta Valdés, una pequeña bahía donde entra el agua de mar y muy cerca había un mirador donde se ven los famosos pinguinos magallánicos.

En Punta Cantor se encuentran las mismas instalaciones que en Punta Norte y además se observan elefantes marinos. El viento empezaba a soplar cada vez más fuerte y la temperatura bajaba lentamente, así que decidimos volver para Puerto Pirámides a buscar nuestra casa y decidir donde pasar la noche de fin de año.

Nuestro amigo Guille nos había recomendado pasar la noche en un playa de la Península llamada Punta Pardelas, a unos 18 km de Puerto Pirámides, así que agarramos la CR, saludamos a Ale y sus amigos y nos fuimos para allá. Camino de ripio y de arena al final, más algunas subidas y bajadas, hicieron un poco tenso el final para llegar a una playa llena de gente con carpas, motorhome, gazebos, parrilas, generadores, trailers con lanchas, casas rodantes, etc.

La primera impresión no fue la mejor, la idea del lugar tranquilo y solo los tres se nos estaba derrumbando, pero por suerte encontramos un lugar un poco alejado donde nos estacionamos y disfrutamos de un hermoso atardecer que estaba comenzando mientras complatábamos nuestra rutina viajera.

No sabemos por qué, pero generalmente a mucha gente le gusta “amontonarse”, ven gente y paran, y no miran más allá, estacionan al lado de otros… a nosotros eso no nos gusta y habíamos decidido empezar el nuevo año en familia, los tres solos, así que por suerte pudimos hacerlo en un rincón de esta gran playa, de piedras y aguas claras, ideal para hacer snorkel, solo que la temperatura  no es la más amigable.

Cena hecha por Gonza, un rico postre hecho por Jor, un cielo lleno de estrellas y un Fernet para brindar por el comienzo de un nuevo año, hicieron una noche tranquila, ventosa, que nos invitó a quedarnos adentro.

 

Un nuevo día, de un nuevo año comanzaba y decidimos dejar la playa que cada vez se llenaba de más gente y nos fuimos a Puerto Pirámides para almorzar y dejar pasar un poco el viento antes de emprender nuestro regreso a Puerto Madryn, donde una vez más íbamos a la casa de Guille y Naza para pasar la última noche en esa hermosa ciudad que tan bien nos recibió.

Al día siguiente teníamos que terminar el curso de buceo, así que bien temprano nos fuimos de la casa de nuestros amigos y en la agencia nos esperaba Matias listo para embarcarnos. Un día de sol y muchas ganas de bucear, hicieron una linda mañana. Dos inmersiones, una para terminar los ejercicios que faltaban y la segunda simplemente recreativa en un barco hundido, dio por finalizado nuestro curso Open Water y nos certificó para bucear  solos y hasta 18 mts (la foto es muy fea, pero es la única que tenemos).

Luego del buceo pasamos por la casa de Analía (La Polaka) una amiga que nos hicimos en nuestro paso por Madryn, artista plastica quien nos pinto nuestra mesa, que nos esperaba con un rico almuerzo de despedida, junto con otra pareja que conocimos gracias a ella, Ana y Pablo. Gente linda de Madryn que nos llevamos como nuevos amigos.

Ahora sí, estábamos listos para dejar esta linda ciudad que tanto nos dió. El próximo y nuevo destino era Trelew, una ciudad vecina a unos 80 km de distancia, donde nos esperaba María Julia, una simpática señora que nos había mandado un mensaje e invitado a su casa.

María Julia, maestra, directora, gran cocinera, viajera y por sobre todo muy buena anfitriona, nos abrió las puertas de su casa y nos llevó en su auto a conocer Playa Unión, la playa mas cercana y popular de la zona y donde compramos unos enormes langostinos para la cena.

Cena, largas charlas y una rica cerveza dieron fin a un largo día.

 

Al día siguiente decidimos caminar por Trelew, la ciudad esta situada en el Valle del Río Chubut y es considerada la más grande y poblada de esta zona. Su nombre significa “Pueblo de Luis” en galés, haciendo referencia a Lewis Jones, uno de los primeros colonizadores y quién promovió la idea de construir un ferrocarril en la zona.

Es además  un importante centro comercial e industrial y es aquí donde se industrializa y comercializa el 90% de la lana argentina, convirtiéndola en el polo textil lanero más importante del país.

Caminamos por la ciudad, muy tranquila ya que era domingo, y decidimos desayunar en un clásico restaurante que nos había recomendado María Julia. El Touring Club fue un hotel fundado a principios del siglo XX y es conocido en toda la region porque supo ser el mejor hotel de Patagonia y por haber alojado a personajes como Butch Cassidy, Sundance Kid, Antoine de Saint Exupery, Julio Argentino Roca, Juan Manuel Fangio, entre otros. Nosotros sentimos la historia presente hasta en el mozo con rejilla que nos limpió la mesa y quien no necesitaba anotar nada… de esos bares donde el menu no se pide, se dice lo que uno quiere y el mozo lo consigue. Una historica maquina de café y un olor a antiguo acompañan este mistico lugar en el centro de Trelew.

Con la panza llena nos fuimos a conocer el Museo Paleontológico Egidio Feruglio, donde se enuentran restos fósiles de dinosaurios y nada mas ni nada menos que huesos del dinosaurio más grande del mundo encontrado.

Luego de conocer esta ciudad, volvimos a despedirnos de María Julia y regresar a la ruta  para conocer el corazón del Valle, un oasis en medio de tanta aridez, la ciudad de Gaiman, famosa por su tradición galesa y sus Casas de Té.

Llegamos a Gaiman (que en Tehuelche significa Punta de Piedra) pasado el mediodía y recorrimos sus calles tranquilas, observando una pequeña ciudad de pocos habitantes que conserva algo de arquitectura colonial, rodeada de canales artificiales de riego, provenientes del Río Chubut, que hicieron los galeses para la cosecha y cría de animales. Los canales se ven por todos lados al igual que el Rio Chubut (cuyo nombre tambien en tehuelche significa Rio de las Vueltas) que corta la ciudad en dos. Se pueden  observar varias chacras en la zona, muchas de ellas se dedican a la producción de fruta fina, especialmente de cerezas.

Los que visitamos Gaiman estamos practicamnete obligados a visitar una Casa de Té Galés y nosotros decidimos ir a la más conocida llamada, Ty Te Caerdydd!! que fue visitada en 1995 por Lady Di, la famosa Princesa de Gales. Hermoso lugar pero no apto para presupuestos viajeros. Te cobran una entrada de USD 20 para tomar té y degustar la famosa Torta Galesa (es una especie de bizcochuelo oscuro con pasas de uva, nueces, entre otros ingredientes). Nosotros optamos por comprar una mini torta y degustarla cerca del río con unos riquísimos mates.

Luego de esto, decidimos tomar la Ruta Provincial 7, en direccion Oeste, cuyo hermoso camino entre chacras y grandes arboledas, tras 32 km, nos llevó  hacia otra localidad del valle, tambien de origen Galés, Dolavon (que significa Cuerva o Vuelta del Rio, en Galés) donde María Julia nos había pasado el dato del Camping Municipal, gratuito.

Dolavon, es un pueblo bien pequeño y para nuestro gusto, más pintoresco que Gaiman. También conserva la tradición galesa, las calles tranquilas, los canales y alguna que otra Casa de Té, aunque no es tan turístico.

Luego de una recorrida,nos dirigimos al Camping municipal, donde su cuidador nos dio la bienvenida y nos informó del horario de los baños y la ducha fría del lugar. 

 

Al día siguiente aprovechamos el espacio para cocinar y dar orden a la casa y el auto. Un rico pan casero y una mermelada de cerezas, dieron finalizada nuestra estadía en estas hermosas tierras.

Por la tarde, nuevamente por la RP 7, salimos de Dolavon hacia Rawson, donde un amigo de Gonza, llamado Germán, nos esperaba en su casa. Llegamos por la tarde, con el Fusca dando algunas fallas. Luego de unos mates, nos fuimos a lo de Pancho, papá de Germán, que nos esperaba con un rico asado de bienvenida en Playa Magagna!!!! donde él vive en una linda casa con vista al mar.

Luego de una larga noche para Gonza, preocupado por el Fusca que no estaba andando bien, Jor durmió como siempre sin problemas. A las 8 AM todos arriba y a limpiar el carburador bajo las indicaciones de Oscar, nuestro mecánico de Madryn.

Hicimos el intento pero no hubo caso, seguía fallando, se quedaba sin fuerzas cada tanto y si bien no era constante la falla, no nos daba seguridad seguir viaje, sabiendo que teníamos por delante largos km, por lo que decidimos retroceder unos 80 km hasta Puerto Madryn y que Oscar, que sabe de estos motores nos de una mano. Así fue como enseguida, limpió la parte del carburador que a nosostros nos había faltado y problema resuelto!! Para el mediodía estábamos listos para seguir viaje con nuevos conocimientos mecánicos brindados por Oscar. Volvimos a Rawson, nos despedimos de Germán y continuamos nuestro camino por RN3 hacia el próximo destino.

 

 

 

 

Please reload

Seguinos:
Please reload

Buscar por Tags
  • Facebook quadrado preto
  • Pinterest preto quadrado
  • Instagram Basic Black
  • YouTube Quadrado Preto