Seguí nuestro mapa de viaje:

Follow our trip on this map:

Somos Jor y Gonza, dos personas apasionadas por viajar, fotografiar y vivir la simpleza de lo cotidiano. Nos conocimos en uno de esos paraísos que tiene nuestro mundo y un día decidimos dejar atrás lo cómodo y conocido para subirnos al Fusca, nuestro WV Escarabajo'80 y dejar que el viento nos lleve.

Leer más.

 

We are Jor and Gonza, two young, passionate people, that love travelling, taking pictures and living simply. We met at one of those paradises of our world and one day decided to leave confort and know behind to get on our 1980 VW beetle and let the wind take us. 

Read More

Dónde estamos ahora?
Where are we now?
SOBRE ESTE BLOG/ ABOUT THIS BLOG

Llevados por el Viento es un blog de viajes mediante el cual intentamos compartir nuestras experiencias y aventuras a través de un recorrido por el continente americano.

Leer más.

Guided By the Wind (Llevados por el Viento) is a travel blog through which we wish to share our experiences and adventures across the American Continent.

Read more. 

SOBRE NOSOTROS
ABOUT US
Contáctanos!
Contact us!

September 28, 2018

Please reload

Otras entradas

Unos largos meses en Buenos Aires

November 2, 2015

Luego de recorrer gran parte de Brasil y un poco de Paraguay, con aproximadamente 12.000 Km recorridos y cumpliendo 5 meses de viaje y de convivencia en la casita rodante, entramos a nuestra querida Argentina. En las entradas anteriores ya les contamos sobre la hermosa bienvenida, las cataratas, las misiones jesuíticas, la yerba mate, el reencuentro con nuestro idioma, con las milanesas, las empanadas, etc.

 

Así fue como llegamos a Marcos Paz, província de Buenos Aires, a 45km al Oeste de la Capital Federal. Aquí, lugar donde nació Jor,  Marce (hermana de Jor) y Pato (marido de Marce) nos esperban con las puertas de su casa abiertas. Luego de unos cálidos abrazos y unos ricos mates con medialunas, seguimos con nuestra rutina viajera: nos estacionamos en el parque de la casa de ellos, acomodamos las cosas de la CR en su lugar y le armamos la cucha a Leia.

Para la sorpresa de muchos integrantes de la familia y amigos, que pensaban que íbamos a dormir en la casa de la familia (invitaciones no faltaron), nosotros preferimos seguir durmiendo, como hace 5 meses, en nuestra querida CR.

 

Tuvimos muchas invitaciones para dormir en una cama “más cómoda”, en un ambiente mas espacioso, más cálido, pero poco a poco fueron entendiendo que para nosotros, nuestra cama, es la mas cómoda y nuestra casa, es la mejor casa para nosotros!

 

Así pasamos nuestro tiempo en Buenos Aires, viviendo en el fondo de la casa de Marce y Pato, cocinando en la CR, tomando mates, Leia disfutando del verde jardín (y su nuevo pequeño amigo) y preparándonos para nuestro casamiento y la nueva partida que de a poco se iba aproximando.

Justo cuando cumplimos un mes en Buenos Aires, nuestras ganas de ruta florecieron y así nos fuimos los 3 (Gonza, Jor y Leia) hacia la costa atlántica, más precisamente a Miramar como destino final y un paso rápido por Mar del Plata. Aquí dormimos en un departamento prestado, rompiendo con nuestra rutina, de la cual si bien somos fans también no somos caprichosos. 

 

Miramar, una tranquila y bella ciudad, donde Gonza pasó parte de su infancia y donde Jor, casualmente solía vacacionar con su familia, nos regaló unos hermosos días soleados y bien fríos. Pero nada nos detuvo para disfrutar de la playa con la cachorra. 

Esta linda ciudad localizada en el sudeste de la provincia de Buenos Aires, está a unos 50 Km de la conocida y popular Mar del Plata y a unos 450 Km de la ciudad de Buenos Aires. Conocida como La ciudad de los Niños, se caracteriza por tener una gran costanera y una larga peatonal donde se centra la vida comercial del pueblo, que fuera de temporada (9 meses del año) no supera los 25.000 habitantes. Como otras ciudades balnearias bonaerenses, cuenta con el perfecto contraste de modernos y altos edificios con vista al mar y a los alrededores una ciudad calma, de casas bajas y poco tránsito. 

Para llegar a Miramar desde Marcos Paz salimos temprano con la idea de llegar después del mediodía, solo que una ruta mal indicada cerca de Balcarce, hizo que tomemos una calle de tierra, la cual no estaba en buen estado y nos demoramos bastante. 

 

Terminamos saliendo a Mechongué, una localidad de unos pocos habitantes (1400 aproximadamente) unos 45 Km antes de Miramar. 

 

Ese desvío no deseado hizo que lleguemos a Miramar cerca de las 20hs, con mucho hambre, cansancio pero con un nuevo amigo del camino: Daniel, bombero, mecánico y locutor de la radio local, que nos pidió el contacto para hacernos una nota, la cual sin querer se transformaría en la primera entrevista de Llevados por el Viento. 

 

Nuestros días en Miramar se limitaron a caminar por sus amplias playas, aprovechar de la soledad característica de esa  época del año (septiembre) y disfrutar de su naturaleza. Pero además de las playas, los tres disfrutamos también del sur de la ciudad, donde se encuentra el Vivero Municipal “Florentino Ameghino” formado por más de 500 hectáreas de playas vírgenes y dunas donde muchos van a usar sus motos cross, cuatriciclos o camionetas 4x4, a andar a caballo, todo rodeado de un bosque frondoso de pinos y eucaliptos que componen el llamado Bosque Energético, entre otros atractivos del Vivero. 

Con los pulmones llenos de aire fresco, luego de 3 días en la costa atlántica, partimos hacia Buenos Aires, ya que al día siguiente  nos esperaba nuestro querido constructor de la CR, Miguel, (www.Pbarbus.com.ar) para hacerle un mantenimiento a la misma, mantenimiento incluido en nuestra garantía. 

 

Llegamos al taller bien temprano para dejar la casita, pero nos enteramos de que la idea era dedicarle todo el día y de esa manera, al final de la tarde, volver con la CR para Marcos Paz. Fue un largo día en el taller, donde no solo Miguel y Claudio trabajaron, también nos tocó a nosotros colaborar con algunos detalles. 

Entre mates, una rica pizza al mediodía, pasamos todo el día y cerca de las 17 hs estábamos volviendo para Marcos Paz con la casita lista para seguir viaje. 

 

Pero, algo estaba faltando antes de emprender viaje dirección Sur, era nada mas y nada menos, que nuestro casamiento, el cual veníamos organizando de a poco y a la distancia, pero una vez en Buenos Aires, ultimámos detalles. 

Así fue como el 2 de Octubre, en Marcos Paz, dimos oficialmente el Sí, Quiero! Y una semana más tarde, en Pilar, en la casa que supo ser del abuelo de Gonza, hoy en día en las manos de uno de sus primos, hicimos una ceremonia y reunimos a la familia y amigos más cercamos para festejar por nuestro amor…

Y sí, después se vino la comida y la fiesta hasta altas horas de la madrugada… 

Una linda noche, rodeados de seres queridos, sellando frente a ellos un amor que nació unos años atrás y que queríamos formalizar aprovechando nuestro paso por la capital argentina, ya que una vez que arranquemos para el Sur, no sabemos cuando será el regreso… 

 

Terminada la fiesta, decidimos tomarnos un descanso, una luna de miel para prepararnos para la próxima etapa a pleno, pero esta vez nos tomaríamos un verdadero recreo de la rutina, nos subiríamos a un avión, avión hacia el paraíso!

Please reload

Seguinos:
Please reload

Buscar por Tags
  • Facebook quadrado preto
  • Pinterest preto quadrado
  • Instagram Basic Black
  • YouTube Quadrado Preto