Seguí nuestro mapa de viaje:

Follow our trip on this map:

Somos Jor y Gonza, dos personas apasionadas por viajar, fotografiar y vivir la simpleza de lo cotidiano. Nos conocimos en uno de esos paraísos que tiene nuestro mundo y un día decidimos dejar atrás lo cómodo y conocido para subirnos al Fusca, nuestro WV Escarabajo'80 y dejar que el viento nos lleve.

Leer más.

 

We are Jor and Gonza, two young, passionate people, that love travelling, taking pictures and living simply. We met at one of those paradises of our world and one day decided to leave confort and know behind to get on our 1980 VW beetle and let the wind take us. 

Read More

Dónde estamos ahora?
Where are we now?
SOBRE ESTE BLOG/ ABOUT THIS BLOG

Llevados por el Viento es un blog de viajes mediante el cual intentamos compartir nuestras experiencias y aventuras a través de un recorrido por el continente americano.

Leer más.

Guided By the Wind (Llevados por el Viento) is a travel blog through which we wish to share our experiences and adventures across the American Continent.

Read more. 

SOBRE NOSOTROS
ABOUT US
Contáctanos!
Contact us!

September 28, 2018

Please reload

Otras entradas

El Pantanal nos despidió de Brasil

August 31, 2015

Muchos de nuestros encuentros fortuitos con los espectadores de nuestro viaje conducen a una pregunta repetida: “¿Cómo sustentan el viaje?” Mientras Gonza sigue con su trabajo de guía coordinador en diferentes lugares de Brasil; en Bonito, Jor le comenzó a dar forma a su principal proyecto, el de vender postales.

 

Llegaba el final de semana y de casualidad, coincidía con el Festival de Invierno de Bonito, un festival de música y comida regional que reunía muchos visitantes del estado y momento perfecto para que Jor se colocara en la plaza principal con una mesa llena de postales hechas por ella, sillas, mate, mapa de nuestro viaje y un cartel que decía: “Conozca nuestra historia”. Las postales enteramente producidas por ella (incluyendo las fotos sacadas durante nuestro viaje) dieron sus frutos, y Jor se fue satisfecha a casa, pero no solo se llevó rédito económico, sino una nueva amiga, Pamela.

Pamela, bonitense (originaria de Bonito) viajó por muchos lugares de Sudamérica haciendo dedo y vendiendo ropa interior para sustentarse. Ahora estaba ahorrando dinero para comprarse una bici y emprender un viaje de ese modo, asique se fue a la plaza a vender brigadeiros (pueden ver en nuestras sección recetas) donde se juntaron con Jor e hicieron equipo durante todo el festival.

Pamela no estaba sola, también conocimos a Daniel, su pareja. Dos simpáticos amigos brasileros que varias veces le hicieron compañía a Jor y la invitaban a tomar unos ricos tererés con un enorme termo, llamado cariñosamente de “gorducha”.

Acabado el Festival, Jor y Leia ya se habían convertido en verdaderas bonitenses, tenían su rutina matinal y de tarde, ya que Pame le había prestado una bicicleta, salían a la laguna a pasear y a nadar todos los días. Sonidos de tucanes, papagayos, cotorras, teros, amortizaban sus paseos y entre venta y venta de las postales, fueron pasando los días hasta la vuelta de Gonza de trabajo.

Bonito es caro, no solo sus excursiones por el carácter de ser privados, sino que es caro porque queda lejos e incómodo de todo. El próximo pueblo, Jardim (que sí queda en la ruta, en la intersección entre la BR 267 y la BR 60) queda en el camino que va hacia Bolivia (limite a 250km en Porto Murtinho) y en el camino que va hacia Paraguay (160km hacia Ponta Porã), por lo cual en Jardim los productos tienen el mismo valor que en el resto de las ciudades de la región, pero Bonito, queda a 70km de Jardim en una ruta exclusivamente turística, y esto hace que todo lo que se compra en Bonito es llevado exclusivamente hasta ahí para la venta. Simples verduras, frutas o hasta comida para perros, tienen un sobreprecio fácil de ser percibido.

 

Ante la llegada nuevamente de Gonza, decidimos embarcarnos en dos excursiones más: el Buraco das Araras y una visita al Pantanal. El Buraco das Araras (a 60 Km de Bonito sentido Jardim) es un accidente geográfico bastante inusual llamado “Dolina”. Un agujero en el medio de la tierra producto de un cavamiento de agua que a partir de un suelo arcilloso (el mineral es llamado arenito que es una camada por encima de la camada calcárea) muy blando fue cavando una cueva y después de miles de años (200.000) se cayó todo y dejó un buraco (agujero en portugués) de 100 metros de profundidad y 500 de circunferencia.

Al fondo del agujero hay agua acumulada de lluvia con vegetación frondosa. Llegamos a las 16.30 y de a poco con la caída del sol comenzaron a llegar los Papagayos a comer arcilla (para limpiar sus estómagos) y también a anidar en las paredes (donde están protegidos de predadores).

El lugar es un espacio protegido, hay un sendero que circula alrededor del agujero y que tiene dos miradores de madera, bien armados y siempre acompañados de un guía. Desde los miradores, increíbles vistas y audio de los grandes guacamayos rojos y azules que pasaban gritando sus típicos gritos y se posaban en los árboles que lo rodean.

Sobre el final unos 20 ejemplares salieron a volar juntos y nos despidieron del Cerrado… un bioma que nos brindó la  increíble oportunidad de ver muchas especies nuevas de cerca.

Bonito se encuentra en un área de transición entre dos biomas, el Cerrado y el Pantanal, y no nos podíamos despedir de este lugar sin antes conocerlo. Así fue que el día siguiente, manejamos hasta Miranda, uno de los puntos donde se puede entrar a conocer esta enorme área (más de 140.000 kms cuadrados, lo hacen el mayor área de pantano del mundo), dividido en Pantanal Norte y Sur.

 

Para llegar a Miranda, desde Bonito debimos recorrer 180km, en dirección norte, y para llegar temprano a la estancia donde realizaríamos nuestra visita (Fazenda São Francisco) debimos salir de casa a las 5:00 AM. Un muy buen asfalto, tucanes, garzas y papagayos de diferentes tipos fueron despertando y con unos ricos mates llegamos a la entrada a la Estancia a las 7:30, media hora antes de lo previsto y aprovechamos para parar frente a una laguna donde Jor tuvo la oportunidad de ver por primera vez de cerca carpinchos (capivaras) y yacarés.

Pantanal es refugio para estas dos especies sudamericanas y si bien el yacaré puede atacar carpinchos bebes, los adultos conviven muy cerca unos de otros, ya que la principal alimentación del yacaré son peces (y el carpincho es herbívoro).

 

Vimos también garzas de diferentes especies y cuando llegamos a la casa principal de la estancia donde nos esperaba una recepción, vimos más papagayos, algunos bastante agresivos (tanto que Gonza perdió su sándwich frente a ellos).

En la Estancia realizamos dos tours bien completos, por la mañana en un camión tipo Jeep paseamos por las áreas agropecuarias donde cultivan arroz y donde pudimos ver especies de aves propias de la región como el Tuiuiu, ave enorme de patas largas y envergadura de casi dos metros.

 

Vimos varias especies de aves más y también tuvimos la posibilidad de ver de lejos ciervos pantaneros (que son como mini ciervos, bien enanos) y pisadas de yaguareté o onça pintada como se lo llama en portugués.

A nuestra vuelta al casco de estancia nos esperaba un almuerzo de carne con ensaladas varias y de postre queso y dulce de leche de búfala, ya que ellos crían este mamífero introducido de África. Después del almuerzo tuvimos la oportunidad de descansar y pasar tiempo en la piscina, oportunidad que no dejamos pasar y aprovechamos también para dormir una breve siesta.

 

Antes de salir en la excursión de la tarde, Gonza quería llevar a Jor a ver un nido de Tuiuiu que habían visto de lejos, pero en el camino se encontraron con una sorpresa increíble, se toparon en un árbol con las Araras Azules, especie en extinción, la mayor de los guacamayos y famosa por protagonizar la película Río y Río 2. Ellos no gustaron de nuestra presencia y huyeron rápidamente, pero pudimos tomar algunas fotos al menos y verlos de cerca, momento único y súper especial.

Luego fuimos a ver el nido de Tuiuiu y nos encontramos con los padres enseñando a volar a sus crías, que despegaban daban vueltas y volvían al nido.

Por la tarde salimos nuevamente en un tour, pero esta vez en una chalana, una embarcación plana como una pequeña balsa, con piso de madera, hecha para el Pantanal, que tiene en general aguas calmas.

Así comenzamos a recorrer los pantanos en un Río afluente del Río Miranda, llamado Domingos y donde pudimos ver vegetación propia del Pantanal y también especies de aves como la Garza Cocoi (con su impresionante habilidad para pescar y hermosos ojos azules)  el Águila de Collar Negro (a quien vimos pescando también) y Martin Pescador, entre otros.

También nos tomamos un tiempo para pescar pirañas para luego alimentar a los yacarés, y mientras pocas personas lo consiguieron, Jor logró pescar un pequeño ejemplar de surubí (el cual devolvió al río).

Las pirañas pescadas luego fueron dadas de presente a un yacaré que se acercó a nuestra embarcación.

Y para completar la tarde fantástica en avistaje de especies, tuvimos la increíble chance de ver los Lobos de Río Gigantes nadando en familia.

Para terminar un día increíble, ante la vuelta al casco de São Francisco y mientras buscábamos agua caliente para el mate, nos vimos sorprendidos con una bandada de guacamayos azules y amarillos.

180 kms de vuelta a Bonito y estábamos listos para partir hacia otro rumbo. Nos llevamos impresionantes recuerdos de las aguas cristalinas de Bonito, de las aves y animales que descubrimos juntos en el Cerrado y  en el Pantanal, un destino altamente recomendado para los amantes de la naturaleza.

 

 

Please reload

Seguinos:
Please reload

Buscar por Tags
  • Facebook quadrado preto
  • Pinterest preto quadrado
  • Instagram Basic Black
  • YouTube Quadrado Preto