Seguí nuestro mapa de viaje:

Follow our trip on this map:

Somos Jor y Gonza, dos personas apasionadas por viajar, fotografiar y vivir la simpleza de lo cotidiano. Nos conocimos en uno de esos paraísos que tiene nuestro mundo y un día decidimos dejar atrás lo cómodo y conocido para subirnos al Fusca, nuestro WV Escarabajo'80 y dejar que el viento nos lleve.

Leer más.

 

We are Jor and Gonza, two young, passionate people, that love travelling, taking pictures and living simply. We met at one of those paradises of our world and one day decided to leave confort and know behind to get on our 1980 VW beetle and let the wind take us. 

Read More

Dónde estamos ahora?
Where are we now?
SOBRE ESTE BLOG/ ABOUT THIS BLOG

Llevados por el Viento es un blog de viajes mediante el cual intentamos compartir nuestras experiencias y aventuras a través de un recorrido por el continente americano.

Leer más.

Guided By the Wind (Llevados por el Viento) is a travel blog through which we wish to share our experiences and adventures across the American Continent.

Read more. 

SOBRE NOSOTROS
ABOUT US
Contáctanos!
Contact us!

September 28, 2018

Please reload

Otras entradas

Axé, Salvador de Bahia (Parte 1)

August 1, 2015

Finalmente, estábamos camino a Salvador de Bahía, capital del Estado y lugar de referencia en el mundo por la percusión, cultura afro-brasilera, gastronomía, capoeira, entre tantas otras cosas. La ruta nos recibió con mucha lluvia, tanta que por momentos tuvimos que detenernos porque no conseguíamos ver a 20 mts de distancia.

 

Pasamos varios pueblos como Valença y Camamu, de donde salen barcos hacia Morro de São Paulo y Boipeba, dos de las islas más conocidas del norte de Bahia. El clima no motivaba a invertir en un cruce a las islas, así que seguimos hacia el Norte.

 

Para llegar a Salvador desde el sur hay dos caminos, por la BR101, que se desvía al encontrar la Bahía de Todos los Santos (la mayor bahía de Brasil y tercera del continente) haciendo unos 200km desde Valença y siendo la ruta obligada para camiones; y un segundo camino que implica cruzar un puente hacia el noroeste, hacia la Isla de Itaparica, en un lugar llamado Bom Despacho, y desde ahí tomar un ferry (1 hora). Este segundo camino fue el elegido por los Llevados por el Viento y luego de un desayuno fugaz en Valença, pusimos Creedence en el equipo de audio del auto y llegamos en una hora y media a la fila de entrada al Ferry. Nos encontramos con una fila grande y acabamos esperando dos horas para cruzar, pero aprovechamos ese tiempo para almorzar, secar cosas al sol (como la manta de Leia, zapatillas de Gonza) que estaban mojadas desde Itacaré, y conversar con los vecinos autos.

El Ferry recién salió al mediodía y una vez dentro nos dieron prioridad para estacionar en un sector reservado para vehículos "utilitarios". Los ferrys cargan mucha gente, casi 300 y unos 50 autos, así que también cuenta con varios puntos para descansar y también muchos vendedores ambulantes, además de un lugar para comprar comida. A bordo nos encontramos con una pareja de franceses que habíamos cruzado en la ruta, el día anterior. Ellos estaban viajando en una Mercedes Benz Sprinter azul que habían traído desde Francia y habían entrado por Uruguay. Lo interesante de ellos es que ya habían superado los 60 años de edad, estaban jubilados, pero tenían el mismo entusiasmo que nosotros... Una linda sorpresa.

Llegamos a Salvador con una nube muy oscura encima de nosotros y al llegar al puerto, el Ferry se movía mucho, casi como un barco en alta mar. Al momento que abrieron la compuerta, con el piso mojado, había quedado el escarabajo en una posición incómoda, separado de la CR que estaba trabada en unas marcas en el suelo. Pasamos unos minutos de tensión, intentando salir y además con mucha gente cruzando por nuestra frente y lluvia torrencial... Pero finalmente a la media hora ya había parado la lluvia y ya estábamos en el centro de la ciudad.

 

Salvador da Bahia fue la primer capital del Brasil colonial y se divide en la ciudad alta (donde está el famoso Pelourinho) y la ciudad baja donde por ejemplo está el puerto de los ferrys.

 

Ya habíamos entrado en contacto con Marcola (nuestro contacto de Ilhéus) o "el tío Marcola” como comenzaría a ser bautizado pronto, ya que nos trataba como sobrinos. Él vive en el barrio de Rio Vermelho que queda cerca de todo y además es residencial, y nos había comentado que en su barrio podríamos estacionar sin problema... Hacia allá fuimos.

 

Llegamos a Río Vermelho y específicamente al mirador de la Praia do Buracão, justo sobre una calle cortada, entre dos obras de edificios residenciales y la entrada a un estacionamiento de un tercer predio.

Inmediatamente nos gustó el lugar y El Tío Marcola llegó a saludarnos a los pocos minutos, presentándonos a los personajes del barrio y mostrándonos donde estaba todo. Caminando a una cuadra teníamos un súpermercado, estación de servicio (con wifi gratuito!), lavandería de ropa y lo más importante: la playa estaba enfrente. Marcola nos ofreció usar el baño común de su predio (es como una ducha de playa, en el patio de atrás del edificio) y obviamente aceptamos la oferta.

 

Rio Vermelho es un barrio noble de Salvador pero también de clase media y al igual que muchas otras ciudades de Brasil, está rodeado de favelas, que están completamente integradas socialmente a la ciudad. Lo más conocido del barrio, son el mercado de peces, las playas (Paciencia, Iemanjá, Buracão) y el Largo de Santa Ana (largo hace referencia a una plaza donde antiguamente paraban los tranvías).

Esta última plaza, queda en frente a la Praia de Iemanjá y es donde Jorge Amado (famoso escritor bahiano) acostumbraba ir junto a su mujer y su perro pug (Fadul) los atardeceres, a tomar cerveza con amigos y obviamente a comer Acarajé (una comida típica bahiana) en el puesto de la bahiana Dinha. Hoy, el puesto de Dinha, si bien es súper simple, es de los más conocidos y tradicionales puestos de Acarajé. Toda esta historia hizo que Gonza fuese por primera vez hace dos años y hoy es un frecuente visitante cada vez que vuelve a Salvador.

 

Como no podía ser de otra manera, nuestra primera noche, fuimos a comer un rico Acarajé. Pasamos un lindo rato, Jor degustando por primera vez este típico plato, conociendo al mozo amigo de Gonza y a Gabriela, una colega de él que vino a saludarnos

Como continuar hablando de Salvador sin mencionar el Candomblé? Brasil fue el país que más esclavos importó de todo el continente (4 veces más que Estados Unidos) y el país americano que abolió último la esclavitud (1888). Estos esclavos que llegaron en su mayoría desde Nigeria, Angola, Liberia, llegaron para trabajar principalmente en las plantaciones de algodón, caña de azúcar y minería. Al igual que en otros lugares del mundo, los esclavos africanos, mezclados y despojados de sus familias, viajaron como ganado, todos juntos y en ese viaje comenzaron a crear algo nuevo, algo que los uniría y que sería un producto de la cultura afro-brasilera. El idioma que predominó sobre los otros fue el Ioruba, y es por eso que muchas palabras del Candomblé son en este idioma.

 

El Candomblé es una religión politeísta donde los dioses son llamados orixás y representan fenómenos de la naturaleza, son naturaleza. Los seguidores de los orixás son llamados filhos (hijos) y los templos, terreiros. Los sacerdotes son los pai-santo o aun más común, las mai-santo. La tradición fue y es pasada completamente de forma oral y está basada en muchas leyendas y en muchos misterios. Hay cientos de orixás pero los principales son doce y uno puede seguir a uno o varios de acuerdo con sus necesidades inmediatas, su profesión, etc. Así mismo, cada uno tiene un orixá dentro, que se manifiesta a través de nuestra personalidad, y es por eso que estos dioses tienen personalidad y carácter.

Si bien en Salvador hay más terreiros que iglesias cristianas, en el resto del país, especialmente en las ciudades del sudeste, el Candomblé es mal visto, y hasta rechazado, mientras que en Bahia es predominante, constante y vital.

 

Los orixás, al tener comportamiento, carácter, exigen ciertas ofrendas, sienten ira, dolor, etc. En el caso de Iansã, la reina del fuego, los vientos y las tempestades, una de sus ofrendas es el Acarajé, que en el idioma Iorubá significa "bola de fuego".

 

Ya estábamos en Salvador, ahora nos quedaba ir a sus lugares más bonitos, tradicionales, y también conocer a algunas personas que Gonza le quería presentar a Jor.

 

Please reload

Seguinos:
Please reload

Buscar por Tags
  • Facebook quadrado preto
  • Pinterest preto quadrado
  • Instagram Basic Black
  • YouTube Quadrado Preto