Seguí nuestro mapa de viaje:

Follow our trip on this map:

Somos Jor y Gonza, dos personas apasionadas por viajar, fotografiar y vivir la simpleza de lo cotidiano. Nos conocimos en uno de esos paraísos que tiene nuestro mundo y un día decidimos dejar atrás lo cómodo y conocido para subirnos al Fusca, nuestro WV Escarabajo'80 y dejar que el viento nos lleve.

Leer más.

 

We are Jor and Gonza, two young, passionate people, that love travelling, taking pictures and living simply. We met at one of those paradises of our world and one day decided to leave confort and know behind to get on our 1980 VW beetle and let the wind take us. 

Read More

Dónde estamos ahora?
Where are we now?
SOBRE ESTE BLOG/ ABOUT THIS BLOG

Llevados por el Viento es un blog de viajes mediante el cual intentamos compartir nuestras experiencias y aventuras a través de un recorrido por el continente americano.

Leer más.

Guided By the Wind (Llevados por el Viento) is a travel blog through which we wish to share our experiences and adventures across the American Continent.

Read more. 

SOBRE NOSOTROS
ABOUT US
Contáctanos!
Contact us!

September 28, 2018

Please reload

Otras entradas

Ilhéus, la capital del cacao

July 28, 2015

 

Si bien en Belmonte empezamos a conocer sobre el cacao (su planta, semillas, productores) podemos decir que las placas en la ruta indican que oficialmente en este momento del viaje entramos a la “Costa do Cacao”. Dejamos atrás la costa del descubrimiento y nos sumerjimos en una costa deliciosa, según Jor, donde la “felicidad comienza” o por lo menos eso siente ella.

Una vez más partimos dejando atrás una ciudad y pensando en una nueva: Ilheus. Salimos temprano ya que teníamos más de 300km por delante. El primer tramo de la ruta fue bastante tranquilo, sin mucho tránsito, excepto algunos campesinos arriando sus vacas no tuvimos otros cruces de gran importancia.

Cerca del mediodía ensamblamos la ya conocida BR 101, el sol se sentía fuerte, el tránsito de vehículos aumentaba y las subidas y bajadas también. En un momento nos cruzamos con una plantación de palmeras de açai, otra de las adicciones alimenticias de Jor. Es una palmera nativa del norte de Sudamérica que se cultiva masivamente en Brasil y cada vez es mas famosa alrededor del mundo. Da un fruto riquísimo del cual se hacen jugos, helados, dulces y hasta jabones. Era la primera vez que Jor veía esta planta, así que parada obligatoria para una linda foto…

Luego de esta parada solo nos detuvimos una vez más, a cargar nafta, estirar las piernas (nosotros y la cachorra), comer algo y a la ruta nuevamente. Las subidas y bajadas del camino hicieron que hagamos unos 335 Km y lleguemos a nuestro destino cerca de las 18hs y con el sol cayendo.

 

Ilheus, localizada al sur del estado de Bahia, es la ciudad más extensa del litoral bahiano, después de la capital (Salvador) y durante mucho tiempo fue conocida como  “la capital del  cacao”. Ilheus supo ser el primer productor de cacao del mundo! Y por eso tiene un gran puerto, el cual fue construído allá por 1924 con los recursos de los empresarios del cacao lo cual hizo que las exportaciones se realicen directamente desde esta ciudad dándole una gran importancia comercial. Esta fortuna se mantuvo hasta 1980 cuando las plantaciones de cacao fueron afectadas por una plaga causada por un hongo y la industria decayó.

Ante esta crisis la ciudad supo encontrar alternativas para superarla como son el turismo, la producción de chocolate artesanal, la creación de un Parque Tecnológico y varias universidades.

Pero Ilheus también es muy conocida ya que fue la tierra del famoso escritor Jorge Amado y es nombrada en varias de sus novelas. Si bien él nació en Itabuna, que queda a 40 km hacia el interior, a los 4 años se mudó a Ilheus donde vivió su adolescencia y donde comenzó su carrera literaria. Entre los representantes más importantes de la literatura brasilera, gran parte de sus libros están situados y describen la Bahía de principios y mediados del siglo XX.

Por nuestra parte podemos decir que este último punto pudo ser uno de los motivos por el cual quisimos entrar a Ilheus. Gonza leyó varios libros de Jorge Amado y el día que conoció a Jor le prestó uno de ellos para que “practique su portugues”… será que lo consiguió?

 

Así fue como después de una largo día de manejo entramos a la ciudad, que para lo que veníamos acostumbrados,  sentimos que era gigante y encima nos agarró el tráfico de la hora pico en una de sus avenidas. Nosotros nos dirigíamos a la zona sur de la ciudad, ya que nos esperaba Aila, una couchsurfer. Pero fue imposible atravesar el puente que nos llevaba a su casa, por lo cual decidimos doblar en la primer esquina y alejarnos del embotellamiento. A las pocas cuadras visualizamos una plaza y fue como una salvación a la jungla de cemento, ahí nos dirigimos, estacionamos y decidimos que sería nuestro lugar para pasar la noche.

 

Más tarde fuimos a conocer a Aila, la hora pico había terminado, la CR  la dejamos en la plaza y solo con el Fusca todo era más fácil. Aila, una brasilera muy simpática, de Sao Paulo que vivía en Iheus ya que estaba estudiando en una de las universidades de la ciudad, nos abrió la puerta de su hogar y nos brindó una ducha reparadora después de una largo día. Charlamos mucho y unas horas después estábamos volviendo a nuestra casa para comer algo y descansar.

 

La primera impresión de la ciudad no fue la mejor, mucho tránsito, mucho ruido, y un cielo gris, cargado de lluvia pronta a caer... pero decidimos dedicarle la mañana siguiente a ver que pasaba…

 

Ni bien comenzaba el nuevo día Gonza y Leia se fueron a caminar a una de las playas del centro, donde hay un parque bien grande el cual los locales usan para practicar deportes. El clima no ayudaba mucho, nublado y cada tanto caían unas gotas pero aún así recorrieron un rato largo. Volvieron para despertar a Jor y salieron a pasear por la ciudad, esta vez con el Fusca y a degustar un rico chocolate caliente. Ilheus, tan lejos de lo que buscamos hizo que decidamos continuar viaje…

 

Cerca del mediodía estábamos montando la casa y calentando agua para el mate cuando se acerca un señor, hasta el momento ninguna novedad ya que estamos bastante acostumbrados a que se nos acerquen personas a sacarnos fotos, a preguntarnos las cilindradas del Fusca, a confirmar que venimos desde Argentina, etc. Este señor, nuestro futuro amigo Marcola, nos ofrece unas almendras bañadas en chocolate y nos dice “hermanos Argentinos, tengo una casa en Salvador, estan invitados cuando quieran”. Queeee??!! Hacia allá vamos! Salvador de Bahía, un futuro, pero a esta altura no tal lejano, destino, era uno de nuestros miedos, porque si de ciudad grande hablamos, Salvador es una de ellas y estacionar ahí no iba a ser nada fácil, o por lo menos eso creíamos. Ahí no más nos pasamos los teléfonos  y la historia con nuestro amigo Marcola sigue más adelante…

 

Así nos fuimos de Ilheus, un poco desilucionados por la ciudad, que no nos impactó como pensábamos pero con un nuevo contacto que nos dejó el camino.

 Nuevo destino en mente: Itacaré. 

 

 

 

 

Please reload

Seguinos:
Please reload

Buscar por Tags
  • Facebook quadrado preto
  • Pinterest preto quadrado
  • Instagram Basic Black
  • YouTube Quadrado Preto