Seguí nuestro mapa de viaje:

Follow our trip on this map:

Somos Jor y Gonza, dos personas apasionadas por viajar, fotografiar y vivir la simpleza de lo cotidiano. Nos conocimos en uno de esos paraísos que tiene nuestro mundo y un día decidimos dejar atrás lo cómodo y conocido para subirnos al Fusca, nuestro WV Escarabajo'80 y dejar que el viento nos lleve.

Leer más.

 

We are Jor and Gonza, two young, passionate people, that love travelling, taking pictures and living simply. We met at one of those paradises of our world and one day decided to leave confort and know behind to get on our 1980 VW beetle and let the wind take us. 

Read More

Dónde estamos ahora?
Where are we now?
SOBRE ESTE BLOG/ ABOUT THIS BLOG

Llevados por el Viento es un blog de viajes mediante el cual intentamos compartir nuestras experiencias y aventuras a través de un recorrido por el continente americano.

Leer más.

Guided By the Wind (Llevados por el Viento) is a travel blog through which we wish to share our experiences and adventures across the American Continent.

Read more. 

SOBRE NOSOTROS
ABOUT US
Contáctanos!
Contact us!

September 15, 2018

August 21, 2018

August 15, 2018

July 25, 2018

Please reload

Otras entradas

Gentileza gera Gentileza. Conceição da Barra e Itaunas

July 22, 2015

Como contamos en nuestra última entrada (El hermano impopular de Río) en Linhares, conocimos a Jose P y a Lilian, quienes ofrecieron su casa de veraneo y fin de semana para nosotros. Nuestro objetivo de la región era Itaunas, y Conceição da Barra quedaba a 20 km de distancia solamente.

Acá les compartimos una foto con Jose P, sacada por Lilian.

Abandonamos la fiel BR 101 para desviarnos nuevamente hacia el Este, el litoral. El desvío de la ruta, bien marcado en un cartel, también avisaba la cercanía al Estado de Bahía,pero eso sería el próximo capitulo!

Nos quedaban unos 40 km para llegar a Conceição da Barra y en el camino, una ruta desolada aunque acompañados de carretas (camiones con acoplado) de doble tamaño normal, llenas de arboles y maderas. Poco a poco nos fuimos metiendo en un infinito bosque de Eucaliptos que eran usados por empresas madereras y si bien le daban un cierto romance al paisaje, no dejaban de ser muestra de la industrializacion de la region y también de la inserción de especies exóticas en el bioma de la Selva Atlántica.

Kilómetros y kilómetros de bosque nos tentaron a detenernos y soltar un poco a Leia que corrió sin parar por dentro del bosque mientras nosotros sacábamos fotos.

Paramos en una estación de servicio donde por las miradas de los locales, no estaban acostumbrados a ver turistas en esa epoca, y mucho menos a ver un Escarabajo y una casa rodante. Cargamos nafta, chequeamos la presion de las ruedas y seguimos viaje… menos de una hora despues estábamos entrando en Conceição da Barra.

Las indicaciones de los dueños de casa eran: tomar la calle principal, pasar la estación de combustible BR, enfrente en la siguiente esquina habría un comercio de construcción, en esa esquina una casa con mariposas pintadas en las paredes, doblar a la derecha y en la próxima a la derecha hasta el final.

El pueblo de Conceição da Barra, que es cabeza del distrito que lleva su nombre, es pequeño (30.000 habitantes) pero denota una interesante infraestructura de turismo, solo que en Junio, poco de eso quedaba. El origen del lugar es interesante, ya que data de inicios del siglo XVI cuando los portugueses fueron expulsados por los nativos de Espiritu Santo (hoy Vilha Velha) y decidieron asentarse en otro lugar mas al norte, protegidos de estos ataques. La Barra, protege a un Río llamado por los originarios Guaianá, tribu que habitaba la region, (que eran pacificos) Kiri-Kere y re-llamado por los portugueses como Cricare. Este Río sirvió de puerto y punto de parada de los barcos que viajaban al sur desde Pernambuco y Bahia, en la epoca colonial.

Ante la visita del Padre Anchieta (un importante religioso que evangelizó la mayoría de los nativos de la región), se bautizó a esta ciudad como Barra de São Mateus, y se cambió el nombre del Río a São Mateus, solo que en 1833 se construyó una parroquia de Nuestra Señora da Conceição, y asi el nombre del pueblo se convirtio en Barra de Nossa Senhora da Conceição do Rio São Mateus… y hoy: Conceição da Barra.

Antes de llegar a la casa nos encontramos con una señora que nos saludó y comentó que había sido llamada por la dueña de casa, adelantando de nuestra llegada. Ella tenia llaves de la casa, nos abrió, mostró todo y nos instalamos. Queríamos conocer Itaunas, era temprano (2 de la tarde) y había mucha luz y claridad en el aire, asique decidimos montar todo, dejar a Leia en la casa cuidando las cosas (también preveendo que Itaunas es un parque nacional y su acceso iba a ser restricto) y hacer los 24 km que unen Conceição da Barra con Itaunas. Desde que dejamos el Palmar, en Entre Rios, Argentina, nunca habíamos vuelto a agarrar un camino con tantos pozos como este… un camino eterno, ancho por el transito de los camiones de eucaliptos, pero con muchos pozos, y muchas “costelas de vaca” como llaman en Brasil, o cerrucho como llaman en Argentina a esas montañitas en el calle de tierra.

Una hora más tarde llegamos a Itaunas y brevemente pasamos por el centro que alberga en sus calles de arena y tierra, casas rústicas, algunas posadas y restaurantes simples.

Dicen que la Villa que esta al margen del Río Itaunas en realidad comenzó del lado Norte, solo que con la llegada las empresas de celulosa y el desmatamento de la restinga, las grandes dunas avanzaron sobre la villa y cubrieron toda la villa de arena, obligando a los habitantes a fundar una nueva villa sobre la margen sur del río.

En esta villa se encuentra una plaza principal con una capilla rústica y un árbol tumbado, que paso ya a ser referencia turística de quién visita la región ya que tiene 15 metros de diámetro y acostado forma como un pasaje para quién lo quiera atravesar.  Cruzamos la villa y el puente que ahora la separan del Parque Estadual de Itaunas, hoy reconocido como Patrimonio de la Humanidad desde 1991, por ser parte de la Reserva de Biosfera de la Selva Atlántica.

Itaunas es conocida a nivel nacional por tres cosas, la primera es un evento que sucede a fines del mes de julio, el Festival Nacional de Forro, baile tipico del nordeste brasilero y evento que albega aproximadamente 30.000 personas. El segundo atractivo famoso son las enormes dunas que uno debe atravesar para llegar a la costa. Dunas que nos recuerdan de desiertos de película y que albergan el poco preservado bioma de restinga. El tercer punto de la region que es importante es un “proyecto tamar” que es una ONG dedicada a la proteccion de tortugas de mar, en Brasil hay unos 5 y aquí se encuentra uno.

Cruzamos el puente y entramos al Parque a conocer esas grandes dunas y fuimos ademas bendecidos con un hermoso atardecer.

Casi nadie en la playa, un sol cayendo y un viento soplando bien fuerte hicieron de un día lindo un atardecer dramático, que nos daba la bienvenida a la región y también nos despedia del sudeste del país, decía chau a Espirito Santo, ya que a 25 km al norte ya comenzaba el nordeste brasilero, en el estado de Bahía.

Luego de este momento mágico volvimos a Conceição da Barra y atravesamos ese difícil camino ya con la llegada de la noche.

Pasamos dos días más en Conceição da Barra, aprovechamos para lavar el auto, arreglar una pinchadura en la gomería de Magaiver (Mac Gyver) y de paso charlar con los locales y convidarles unos ricos mates.

También lavamos ropa y con la llegada de dos días de lluvia, también aprovechamos para dormir y descansar de unos días de mucho viaje.

 

Please reload

Seguinos:
Please reload

Buscar por Tags
  • Facebook quadrado preto
  • Pinterest preto quadrado
  • Instagram Basic Black
  • YouTube Quadrado Preto