Seguí nuestro mapa de viaje:

Follow our trip on this map:

Somos Jor y Gonza, dos personas apasionadas por viajar, fotografiar y vivir la simpleza de lo cotidiano. Nos conocimos en uno de esos paraísos que tiene nuestro mundo y un día decidimos dejar atrás lo cómodo y conocido para subirnos al Fusca, nuestro WV Escarabajo'80 y dejar que el viento nos lleve.

Leer más.

 

We are Jor and Gonza, two young, passionate people, that love travelling, taking pictures and living simply. We met at one of those paradises of our world and one day decided to leave confort and know behind to get on our 1980 VW beetle and let the wind take us. 

Read More

Dónde estamos ahora?
Where are we now?
SOBRE ESTE BLOG/ ABOUT THIS BLOG

Llevados por el Viento es un blog de viajes mediante el cual intentamos compartir nuestras experiencias y aventuras a través de un recorrido por el continente americano.

Leer más.

Guided By the Wind (Llevados por el Viento) is a travel blog through which we wish to share our experiences and adventures across the American Continent.

Read more. 

SOBRE NOSOTROS
ABOUT US
Contáctanos!
Contact us!

September 28, 2018

Please reload

Otras entradas

Mi querido Buenos Aires

September 22, 2014

Buenos Aires es hogar, es historia, es conocido... y aunque siempre hay una sorpresa a la vuelta de la esquina, en general uno pasa la mayor parte de los días entre cafés y plazas conocidas, tomando un mate con el tiempo y poniéndose al día con las novedades de quién tiene hijos, cuánto está el dólar blue o quién se divorció. En general el parámetro para elegir un encuentro va desde donde ya sabemos que el sol pega de tarde, donde las medialunas son ricas o la fugazetta es rellena o simplemente donde hay un banco libre para tomarse un mate con un amigo.

Fue en Buenos Aires que se gestó nuestro sueño, si bien es un sueño que evolucionó en varios rincones del continente, fue acá en el barrio de Almagro, donde definitivamente empezamos a darle forma y empuje. Así, nuestro cariño por la capital argentina no puede ser negado, si bien ambos decidimos abandonar esta ciudad como moradía algún día en los años pasados, no podemos negarle nuestro apego.

 

Asi fue que en este último tiempo decidimos acercarnos a los rincones más bonitos, a los más visitados, para recordar por qué millones de extranjeros se avecinan sobre sus calles, sus monumentos y sus locales, todos los años.

 

Empezamos por el Microcentro, la Plaza San Martín, la calle Florida, Plaza de Mayo y llegamos por la Calle Lavalle hasta el Obelisco, lugar donde se dió la Segunda Fundación de la Ciudad y además donde se izó nuestra bandera por primera vez en Buenos Aires!

 

Las calles del centro son un "mundo de gente", de colores, de tipos de calzados, de tipos de acentos, y de tipos de cambio, ya que es el principal lugar donde se lleva a cabo el mercado negro de las divisas. El Porteño, hombre de negocios, con un poco de lunfardo (dialecto de Buenos Aires) y pintón... en general camina por estas calles, con sus zapatos lustrados, traje de moda y perfume de ocasión. Fue para encontrar a estos porteños que volvimos en la mitad de la semana, para llevarnos recuerdos fotográficos, siendo que los fines de semana son más silenciosas y menos coloridas. 

También están los visitantes locales y los extranjeros que vienen a ver tiendas de cueros y pizzerias famosas, pero como queríamos seguir viaje, rapidito encaramos hacia el sur... y a pocas cuadras del microcentro, de "downtown" Buenos Aires, se encuentra San Telmo... claro si de San Telmo se trata, el día para visitarlo es un domingo!

San Telmo un domingo es Buenos Aires con letras mayúsculas. Desde el artesano más tradicional que hace mates y cinturones de cuero, hasta el más excétrico e innovador. Encontrás de todo en la feria de San Telmo: una banda de cover de Sumo y un mexicano vendiendo tacos. También encontrás artistas, coleccionistas y hasta pasteleros. Tuvimos la suerte de que nos agarró hambre en una cuadra casi desierta y conocimos un restorán chiquito, dentro de un museo para ponernos al día con un desayuno tardío. En su arquitectura, el barrio habla de fines del siglo XIX y principios del sigo XX, inmigraciones españolas e italianas, habla del primer barrio del centro de la ciudad y por sus rincones se respira... Tango, por eso varias de las históricas casonas de Show y milongas se encuentran por acá.

Después de un breve recorrido, vimos la famosísima y popular estatua de Mafalda, de Hijitus y Largirucho y de agunos otros personajes autóctonos, seguimos camino hacia el Sur.

Rumbo Sur llegamos a la Boca del Riachuelo… al conocidísimo “Caminito”. La Boca tiene ese aire portuario e histórico que nos recuerda al Buenos Aires de los inmigrantes, si bien la mayoría de los locales son de souvenirs y los tangueros callejeros son cuasi estatuas vivientes, si uno pudiese abstraerse del contenido, la “forma” de la Boca está intácta y se puede respirar el conventillo que ciento y tantos años atrás probablemente albergó a más de uno de nuestros bisabuelos europeos.

Para Gonza, ir a La Boca es como ir a uno de los lugares donde más ha trabajado como guía, pero aún así puede valorar la visita y siempre hay algún rincón, algún poster o algún marco para una foto nueva.

El barrio respira bombonera y futbol, asique también nos fuimos caminando hasta el famoso estadio del Club más popular de la Argentina y paseamos por el barrio hasta encontrar un lindo café donde comernos un típico sandwiche argento, jamón crudo y queso, acompañado de una empanadita.

De la Boca a Recoleta, y mientras Gonza le contaba a Jor historias sobre las personalidades que están enterradas en aquel famoso cementerio, ella sacaba fotos de las cúpulas, de las estatuas y de los gatos.

El cementerio de la Recoleta sabe equilibrar aquello que sabemos es medio tétrico, (porque visitar un lugar donde hay miles de muertos enterrados no es alegre), pero que desde una perspectiva histórico-arquitectónico, resulta muy interesante. Premio Nobel, Presidentes de la Argentina, grandes personalidades político-militares y la controversial bóveda de la Familia Duarte, donde está enterrada Eva Perón, en su bóveda familiar y donde pocos guías de turismo o visitantes se dan cuenta en la simbología de la controversia de tener enterrada a la personalidad “popular” argentina por excelencia (casi tanto o más que Gardel, Maradona y el Che) en el cementerio elitista por fundación y barrio… tanto es así que a pocos metros de su lugar de descanso está la bóveda de la familia Mitre (fundadores del diario La Nación de centro-derecha) y de la familia Noble (fundadores del diario Clarín de la misma línea).

 

El cementerio de la Recoleta tiene sus leyendas pero mucho más pesan sus personalidades y si bien nuestro recorrido fue corto y fotográfico nos hizo recordar un poco quienes somos y de donde venimos, para cerrar un día que comenzó en el sur y terminó en el norte de la ciudad, dos caras de un país que siempre vivió en la dicotomía y el binomio de los buenos y los malos, los ricos y los pobres, los hinchas de River y de Boca, los Peronistas y anti...

 

Para terminar un recorrido tan histórico y serio, pero que comenzó por un mercado divertido y lleno de aventuras, terminamos el día en un lugar Zen: el Parque Japonés. Fuimos justo cuando el sol pega en los bonsáis de una manera que nos traslada a colinas y ríos asiáticos a la módica suma de 4 dólares (la entrada). Las antiguas parcas (que algunas ya rondan los 80 o más años de edad) y su fantástico restaurant de comida japonesa dieron broche de oro a una jornada que empezó con las primeras inmigraciones y terminó con las más modernas.  

Un día bien porteño con empandas y sushi.

Please reload

Seguinos:
Please reload

Buscar por Tags
  • Facebook quadrado preto
  • Pinterest preto quadrado
  • Instagram Basic Black
  • YouTube Quadrado Preto